La REPAM se pronuncia frente a las amenazas contra líderes indígenas colombianos

  • En el departamento de Putumayo, siete de ellos han sido increpados por grupos criminales a abandonar el territorio
  • Durante 2018 el país registró un índice alarmante de casi 500 asesinatos de personas vinculadas a procesos sociales y organizativos, denuncia el organismo eclesial

indígenas de Brasil

La Red Eclesial Panamazónica (REPAM) expresó gran preocupación frente a las amenazas de muerte a 7 líderes indígenas en el departamento de Putumayo, en la amazonía colombiana, por lo cual hace un llamado a la comunidad internacional a proteger la vida de los defensores y sus familias, considerando que “el año pasado en Colombia, se registró un índice alarmante de asesinatos, llegando a casi 500 personas vinculadas a procesos sociales y organizativos”.

Según ha dicho REPAM, en un comunicado emitido por la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC) y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), el bloque Sur-Putumayo del grupo paramilitar Águilas Negras hizo circular un panfleto en el que comunicaban a los líderes indígenas que deben abandonar el territorio y resguardar a sus familias.

Defensores de la Amazonía bajo amenaza

No sólo en Colombia se ha recrudecido la violencia. La situación en los nueve países de la cuenca amazónica está signada por constantes amenazas a líderes sociales, indígenas y campesinos que “están siendo asesinados y perseguidos”.

Un claro ejemplo está en Brasil, donde “la situación no mejora” –según ha informado REPAM– y “cada día se tienen noticias sobre actos de violencia, muertes y agresiones permanentes a los pueblos indígenas, y en el resto de los países de la cuenca también hay signos alarmantes de creciente vulneración de derechos para los defensores y defensoras de la Amazonía”.

“Instamos a los Estados, responsables de garantizar los derechos, a proteger la vida y salvaguardar a las personas, y a que cumplan su obligación de dar seguridad y garantías a los y las líderes”, ha pedido la REPAM a través de su secretario ejecutivo, Mauricio López

Garantizar los derechos

En un claro llamado a las autoridades locales, han exhortado a asumir la defensa de la vida y del territorio, por lo tanto “no puede ser apagada a vista y paciencia de quienes deben garantizar los derechos, más aún cuando su vida ha sido públicamente amenazada”.

“Lamentamos afirmar que estamos viviendo situaciones de extrema violencia donde la vida humana se encuentra en riesgo, así como la de la hermana Madre Tierra y sus hijos: los pueblos originarios y campesinos”, han advertido.  

Este llamado también se ha hecho extensivo  “a las organizaciones internacionales como la ONU y la CIDH para acompañar los procesos de protección y defensa, movilizando a los estados a ejercer su responsabilidad”.

Organización en defensa de la vida

Es esencial el compromiso de las organizaciones para sumar fuerzas frente a la defensa de los territorios, los pueblos y su vida plena y en libertad, por ello, la REPAM ha invitando “a las demás organizaciones aliadas a organizarnos en procesos de salvaguarda y prevención”.

En un gesto de reciprocidad, la REPAM se une a la COICA y a la OPIAC ante a esta situación de urgencia “para hacer posible la protección de quienes están siendo amenazados, por realizar un trabajo a favor de sus comunidades y pueblos”.

“Finalmente, ratificamos nuestra presencia de cercanía para viabilizar los canales que estén a nuestro alcance, para proteger la vida”, concluye el mensaje.

Noticias relacionadas
Actualizado
22/01/2019
Compartir