Los religiosos españoles: “Urge reafirmar y reafirmamos nuestro compromiso con la protección de los menores”

  • La presidenta de CONFER, Mariña Ríos, clausura la XXV Asamblea General condenando los abusos
  • “Que las pérdidas no nos encierren y que la debilidad no nos endurezca”, ha pedido a los superiores mayores

“Urge reafirmar y reafirmamos nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos vulnerables”. Este es el mensaje de la presidente de CONFER, Mariña Ríos, al término de la XXV Asamblea General, que ha concluido hoy, 15 de octubre. Una asamblea que conmemora las bodas de plata de la unificación de la rama masculina y femenina y en la que los religiosos no han querido dejar pasar la oportunidad de condenar todo tipo de abusos en el seno de la Iglesia.

Y lo hacen desde la Carta al pueblo de Dios, que el papa Francisco compartió el pasado 20 de agosto tras el escándalo de pedofilia en la iglesia estadounidense. “El Papa nos decía que mirando al pasado nunca será suficiente lo que hagamos en la Iglesia para pedir perdón, y si miramos al futuro, nunca será poco todo lo que hagamos para crear una cultura capaz de evitar que estas situaciones se repitan”, dijo Ríos. Unas palabras que hoy suscriben.

Mariña Ríos, religiosa de la Compañía de María, ha dicho que el texto de Jeremías, desde ese ‘Os daré un futuro lleno de esperanza’, “ha cruzado nuestro encuentro. Y nos ha impulsado a seguir caminando acogiendo el momento actual como tiempo de Dios, para afrontarlo con lucidez como vida religiosa”.

“Creemos espacios de acogida”

La presidenta de CONFER nombró las tareas y prioridades que deben guiar a CONFER y a todos los institutos: comunión, formación, escucha, acogida, misericordia ante la realidad, acompañamiento a los más débiles, avances en la misión compartida con los laicos y amistad con los pobres, entre otras.

Ríos ha invitado a los superiores mayores a no replegarse. “Tenemos que compartir la vida y tejer redes, caminar con los jóvenes, salir de nosotros mismos y posicionarnos como vida religiosa ante lo que rompe este mundo”, ha insistido. “Abramos fronteras, creemos espacios de acogida”, ha añadido. Asimismo, ha pedido que “las perdidas no nos encierren y que la debilidad no nos endurezca”.

Asimismo, la presidenta ha recordado que “late en nuestras vidas la misión, el rostro del pobre, la gratuidad, la esperanza, la alegría, la verdad del Evangelio… y todo ello atravesado por la centralidad del Señor Jesús”. Porque “la vida religiosa de España quiere vivir este hoy evangélicamente”.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/11/2018
Compartir