Un minuto

José Lorenzo, redactor jefe de Vida Nueva
Redactor jefe de Vida Nueva España
Redactor jefe de Vida Nueva

¿Obispos sin orientaciones?

Habría que dar un respiro al Espíritu. Le invocan estos días en Roma los cardenales críticos a Francisco en una especie de exorcismo ante las herejías –dicen– de este Papa. También le invocan para darle gracias quienes, por el contrario, ven que hizo un trabajo muy fino precisamente en la elección de Bergoglio, que se

Compartir

Muñoz Molina lee historias de malos

Tengo a Antonio Muñoz Molina por un escritor sólido –y no solo por su estilo sin rendijas–, uno de los pocos intelectuales que van quedando en nuestro país sin demasiado miedo a que le arrumben por decir o pensar contra los bienpensantes de hoy, que fueron los maledicentes de ayer, que así va el asunto

Compartir

No somos tan mala gente

El sacerdote se acodó suavemente en el ambón y, meneando la cabeza de arriba abajo, en un gesto que no quería significar aquiescencia, exhaló un “no podemos hacer de la queja contra el mundo nuestro programa pastoral”. Lo que llevaba oyendo de varios obispos le parecía demasiado, incluso para Cuaresma. Y si no era aquiescencia,

Compartir

Yanes, servicio hasta el final

“Efectivamente, estoy aprendiendo mucho”, le dijo un cuarentón de frente ampliamente despejada a Tarancón. Uno se imagina la escena, el esbozo de sonrisa blanquísima de un tímido patológico ante un cardenal que, en los estertores del franquismo, atendía a una Iglesia que parecía un circo de tres pistas. Justo en aquel momento, un joven Elías

Compartir

¿Solo en hornacinas?

Se intuía dificultad de apoyar en estos tiempos una manifestación –aunque no tuviese más aditivos ni colorantes– en favor de la igualdad de la mujer que fuese realizada por un cardenal. Incluso por el Papa. La réplica está asegurada: mire su casa antes de reivindicar nada fuera. Sin embargo, la fuerza moral que avala que

Compartir

‘Mascletà’ en el arzobispado

Nada, silencio, mutis, ya escampará. Y eso que era un secreto a voces. No quiero imaginarme si le hubiera estallado la ‘mascletà’ a Osoro, a quien le andan buscando las cosquillas por oler como Francisco desde que entró conduciendo su utilitario por la carretera de Valencia. Resulta que Esteban Escudero, uno de los obispos auxiliares

Compartir

¿Vuelven los lobos o no se habían ido?

Entre el “rogad por mí, para que, por miedo, no huya ante los lobos”, con el que Benedicto XVI aceptó el anillo del pescador en 2005, y el “ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, con el que hace un lustro musitó su renuncia, hay ocho años de desgaste en los que

Compartir

Disfrazados de tolerancia

Si últimamente vemos a Freud subido a las cabalgatas de los Reyes Magos, su sitio natural son los desfiles de carnaval, terapia universalmente accesible para quien no ha podido ser lo que quisiera o no ha podido mofarse abiertamente de lo que le apetecía. O las dos cosas. En ambas categorías, la Iglesia, a través

Compartir

Políticas que hacen tiritar

En San Carlos Borromeo saben mucho de intemperies y de pastoral trans, y no solo porque comenzó siendo una parroquia más en las lindes de un Madrid que era más sur que nada, y ha acabado reconvertida en un centro pastoral por un subidón de derecho canónico. La suya ha sido una apuesta evangélicamente transgresora,

Compartir

Poca mano

Lo confieso: soy de los que se aturullan al darse la paz en misa. Quiero llegar a ese aleteo maravilloso de manos que invade mi espacio, quiero seguir el rastro que me lleve a los ojos que las guían, y responderles con una sonrisa a la alegría que me provoca el amor que se comparte

Compartir