Francisco pide al Camino Neocatecumental el “máximo cuidado” para “conservar la comunión”

papa Francisco con Kiko Argüello y neocatecumenales 1 febrero 2014

“La libertad de cada individuo no debe ser forzada”, dice el Papa al movimiento de Kiko Argüello

papa Francisco con Kiko Argüello y neocatecumenales 1 febrero 2014

Saludo entre el Papa y Kiko Argüello

MIGUEL ÁNGEL MORENO | El Papa Francisco recibió el pasado sábado en el Aula Pablo VI a unos 8.000 miembros del Camino Neocatecumenal, entre los que estuvieron sus iniciadores y responsables, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el P. Mario Pezzi. Durante una recepción masiva y de tono festivo, especialmente dirigida a las familias que van a partir a destinos de misión, el Pontífice realizó tres recomendaciones, basadas en el respeto de la comunión en las Iglesias locales, la confianza en el Espíritu Santo y el cuidado de los más débiles.

Francisco comenzó agradeciendo a los seguidores del Camino, también conocidos como ‘kikos’ por el nombre de su fundador, la “alegría de su fe” y el “ardor de su testimonio cristiano”. “¡La Iglesia les está agradecida por su generosidad! Gracias por todo lo que hacen en la Iglesia y en el mundo”, afirmó el Papa, que continuó con sus recomendaciones.

1. “Construir y conservar la comunión”

“La primera es la de tener el máximo cuidado para construir y conservar la comunión dentro de las Iglesias particulares en las que irán a operar”, recomendó el Papa a los miembros de este itinerario católico, a los que pidió respetar los carismas, dinámicas y dones que tienen las distintas comunidades. Francisco les pidió que se pusieran “a la escucha de la vida de las Iglesias”, y advirtió que esa unidad bien puede significar el sacrificio de otros aspectos de su institución.

“La comunión es esencial: a veces puede ser mejor renunciar a vivir en todos sus detalles aquello que su itinerario exigiría, para garantizar la unidad entre los fieles que forman la única comunidad eclesial, de la que siempre deben sentirse parte”, agregó el Papa.

2. Confianza en el Espíritu Santo

El Espíritu Santo fue otro de los ejes vertebradores que Bergoglio prescribió para los neocatecumenales, a los que exclamó: “¡El Espíritu siempre nos precede! ¡Dios siempre llega antes que nosotros!”.

Incluso “en los lugares más remotos” y “en las culturas más distintas”, el Papa enfatizó la relevancia del Espíritu Santo, que debe llevar a los miembros del Camino a “aprender las culturas” en las que se inserten, además de los idiomas locales.

papa Francisco con Kiko Argüello y neocatecumenales 1 febrero 2014

3. Cuidar a los débiles y respetar la libertad

En su última recomendación, Francisco exhortó a los neocatecumenales a “cuidar con amor los unos de los otros, en particular a los más débiles”. Reconociendo que el Camino Neocatecumenal es “exigente”, en palabras del propio Francisco, los seguidores de Argüello deben respetar las “dificultades imprevistas” que puedan tener quienes se acercan a sus comunidades.

“En estos casos, el ejercicio de la paciencia y de misericordia por parte de la comunidad es un signo de madurez en la fe. La libertad de cada individuo no debe ser forzada, se debe respetar también la eventual opción de los que deciden buscar, fuera del Camino, otras formas de vida cristiana que los ayuden a crecer en su respuesta a la llamada del Señor”, dijo el Papa.

Francisco concluyó reclamando a los miembros del Camino que “evangelicen con amor” y pidió para ellos la intercesión de la Virgen María.

Crónica completa de Antonio Pelayo, solo para suscriptores. En el nº 2.881 de Vida Nueva

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
03/02/2014
Compartir