Edith Stein

Así me convertí: Edith Stein

  • Judía y atea, acabó fascinándose con el cristianismo por sus lecturas y por una historia personal
  • Le impactó la muerte de su amigo Adolf Reinach y el consuelo de su mujer Pauline en la fe
  • La intelectual ingresó en el Carmelo, pero acabó siendo asesinada por los nazis en Auschwitz