Autores

Sergi Gordo

¡Gracias por tanto, obispo Toni, buen hermano!

El obispo auxiliar de Barcelona recuerda al pastor y compañero fallecido: "Desde la cama del hospital, su nuevo altar, nos comunicó la alegría de ser cristiano y de ser discípulos misioneros"