.


Francisco sobre el cambio climático: “La familia humana está en peligro y ya no es el momento de esperar o posponer”

  • El Papa ha escrito la nota introductoria del libro ‘El alfabeto verde del papa Francisco. Salvar la tierra y vivir felices’
  • “Necesitamos una revolución desde abajo hacia arriba, empezando por las elecciones diarias”

El papa Franciaco, durante su riueda de prensa en el aviçon que le lleva a Romas tras su viaje a Irlanda para particiapr el 25 y 26 de agosto de 2016 en el EMF de Dublín, y que se vio alterado por las noticias sobre los abusos en las diócesis de Pensilvania ay la carta del exnuncio Carlo Maria Viganó donde pedía su renuncia

“La familia humana en su conjunto está en peligro y ya no es el momento de esperar o posponer. La crisis ecológica, especialmente el cambio climático, no es una exageración o una fantasía de alguien que disfruta de la desestabilización”. Así ha hablado el papa Francisco, tal como recoge Vatican News, en la nota introductoria del libro ‘El alfabeto verde del papa Francisco. Salvar la tierra y vivir felices’ (San Paolo), de la vaticanista italiana Franca Giansoldati.

“Los análisis científicos han sido ignorados durante demasiado tiempo, juzgados con cierto desprecio e incluso a veces con ironía”, denuncia el Papa, quien agradece en el texto la publicación de este libro a la periodista. “En los últimos años”, continúa, “se ha hablado muchas veces de la emergencia ambiental y de lo necesario que es para todos, especialmente para los cristianos, cambiar el propio estilo de vida”. Y es que “las consecuencias de ciertas decisiones económicas en una determinada región del mundo siempre acaban repercutiendo al otro lado del planeta. Y viceversa”.

Este hecho, subraya Francisco, pone de manifiesto que “somos parte de una realidad más amplia, donde lo particular se combina con lo universal, y la naturaleza misma fue concebida y entregada por Dios al hombre como algo que debe ser protegido en un sistema interconectado”.

“El costo de la irresponsabilidad”

Por otra parte, el Papa ha aprovechado para recordar que en todo el planeta están siendo cada vez más frecuentes los fenómenos climáticos extremos. “Es difícil no darse cuenta del aumento de la temperatura del mar, el derretimiento del hielo, la acumulación de vapor de agua en la atmósfera, los huracanes o las inundaciones causan a su vez otras tragedias colaterales, obligando a poblaciones enteras – millones y millones de personas – a buscar una forma alternativa de escapar para vivir”, ha apostillado.

Ante esta situación el Pontífice se plantea, en primer lugar, cómo se puede negar que “un elemento no está conectado con el otro” y si es correcto que quienes paguen “el costo de la irresponsabilidad” del pasado sean generaciones futuras. “¿No sería entonces útil, por parte de todos, un compromiso constante de trabajar con un nuevo espíritu, a fin de promover medidas concretas para restaurar el planeta?”, ha apuntado.

Revertir la situación

Sin embargo, Francisco ha insistido en que aun se está a tiempo de revertir esta situación. “En la encíclica ‘Laudato si’’ hemos ilustrado las coordenadas para caminar todos juntos, de la mano, en dirección a la salvación”, ha afirmado, “pero necesitamos una revolución desde abajo hacia arriba, empezando por las elecciones diarias, desde el momento en que se va de compras hasta el momento en que se invierten los ahorros, por ejemplo, orientándolos hacia bancos éticos, respetuosos de la balanza de la solidaridad”.

“Es hora de que los cristianos empiecen a trabajar en red, a pensar colectivamente, sabiendo que cualquier elección, incluso la más pequeña, hace la diferencia y que juntos, unidos, podemos cambiar las cosas y revertir el curso que conduce a la destrucción de la Casa común“, ha subrayado el Papa.

Noticias relacionadas
Compartir