El Vaticano considera que “no se dan las condiciones” para que Francisco viaje a Irak

El Papa Francisco, en el avión de su viaje a Colombia en 2017/EFE

El secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, ha señalado en una entrevista al canal Tv2000 que “para un viaje del papa Francisco a Irak debe haber unas condiciones mínimas que permitan que el propio viaje se realice”. Unas condiciones que “actualmente no existen”.

Con estas palabras respondía el prelado a la invitación a que Bergoglio visite el país que le transmitió Barham Salih, presidente de Irak, durante su último encuentro, en el que Parolin celebró la Navidad con los cristianos iraquíes perseguidos.

Aun así, el cardenal reconoció que se trata de un viaje “muy esperado por muchas partes”, tanto por “las autoridades” hasta “algunos musulmanes que han tenido ocasión de conocer al pontífice”, pero sobre todo “por la comunidad cristiana” de Irak.

“Me permito expresar la esperanza de que estas condiciones puedan realizarse”, añadió Parolin, si bien es consciente de que “el problema del terrorismo no está superado”, ya que de su propio viaje pudo “sacar la conclusión, confirmada por mis interlocutores, de que aun están presentes las raíces de este fenómeno”.

Epifanio: “Nuestra Iglesia está abierta a todos los cristianos ortodoxos ucranianos”

El metropolitano Epifanio, elegido como primado de la recién establecida Iglesia ortodoxa ucraniana, ha asegurado en Twitter que las puertas de su Iglesia estarían abiertas para todos los cristianos ortodoxos.

El pasado 15 de diciembre se celebró el Concilio de la Unificación de las Iglesias ortodoxas de Ucrania en la catedral de Santa Sofía. En él, el Patriarcado de Moscú estableció una única Iglesia ortodoxa en el país, aprobando sus bases y eligiendo a Epifani como Primado de Kiev y de toda Ucrania.

De esta manera será él quien reciba el Tomos de la autocefalia de la Iglesia ortodoxa ucraniana en una ceremonia el próximo 6 de enero, que se celebrará en Estambul coincidiendo con la festividad de la Epifanía.

Qatar financia la construcción de una iglesia maronita en Keserwan

El cardenal Béchara Raï, patriarca maronita, ha inaugurado la iglesia de Saint-Jean-le-Bien-Aimé en el convento del Santo Salvador de la Orden Misionera Libanesa. Lo ha hecho en presencia del embajador de Qatar, Mohammad Hassan Jaber al-Jaber, que se encontraba en representación del emir Tamim bin Hamad al-Thani, quien financió la construcción de esta iglesia.

El lugar de culto es el primer componente de un proyecto de 1.700 metros cuadrados con otros dos bloques. Además de la iglesia, hay un convento, una biblioteca, un centro deportivo, un aparcamiento subterráneo, 9 pabellones, 48 ​​habitaciones individuales, un anfiteatro con capacidad para 270 personas, dos salones, una cafetería y una cocina.

Durante la ceremonia de inauguración, el embajador de Qatar hizo una mención especial al diálogo musulmán-cristiano, que según él, su emirato “ha defendido durante décadas”.

De la misma manera, recordó que su país “ha sido pionero de la apertura a los cristianos y la construcción de iglesias en el Golfo”, y ha afirmado que en Doha hay más de 200.000 cristianos y que “todas las religiones disfrutan de libertad de culto”.

Noticias relacionadas
Actualizado
03/01/2019
Compartir