Autores

Fernando Carlos Díaz Abajo

Querido Antonio Algora

Cuando tu estado de salud empeoró súbitamente escribí esto que sigue. Era entonces mi diálogo silencioso contigo; unas líneas que ahora tienen sabor a despedida, a un ¡hasta luego! Escribo estas líneas