.


Gabriel López: “La Cumbre del Clima será un punto de inflexión, pero depende de los países que sea positivo o negativo”

Gabriel López, movimiento católico mundial por el clim españa

“No entiendo como un católico puede oponerse y no volver su mirada a los hermanos que lo están pasando realmente mal debido a la crisis climática”. Así lo expresa Gabriel López, coordinador para España del Movimiento Católico Mundial por el Clima (MCMC), en entrevista con Vida Nueva. El MCMC es una de las entidades participantes en el foro ‘La cumbre del cambio climático y el cuidado de la Casa común’, que se celebrará el jueves 5 de diciembre en el auditorio de la Fundación Pablo VI.



PREGUNTA.- La ecología integral es una de las piedras angulares del pontificado del papa Francisco. ¿Los católicos nos unimos tarde a esta lucha o estamos yendo de avanzadilla? 

RESPUESTA.- Los católicos nos estamos movilizando tarde, pero somos la avanzadilla. La defensa de la creación forma parte del ADN católico y venimos defendiéndola desde antes de que lo hicieran los movimientos ecologistas. Eso sí, vamos tarde en la movilización, aunque gracias a ‘Laudato si’’ nos vamos reactivando, pero sí es verdad que por detrás de la sociedad civil.

P.- Si el cuidado de la creación forma parte del ADN de todo católico desde san Francisco de Asís hasta hoy, ¿por qué a menudo se entiende como una ideología, una lucha de izquierdas?

R.- Cualquier católico que ha profundizado en la fe entiende que la defensa de la Casa común es intrínseca al catolicismo. Los sectores de la Iglesia que están en oposición están cargados de ideología. Ellos entienden que los movimientos ecologistas son de izquierdas y lo llevan a ese terreno, pero nosotros no hablamos de ecología sin más, como cualquier organización ecologista, sino de defensa de la creación por una concepción antropológica cristiana. Por eso, no entiendo como un católico puede oponerse y no volver su mirada a los hermanos que lo están pasando realmente mal debido a la crisis climática.

P.- Desde el punto de vista de la Iglesia en nuestro país, ¿creemos en ‘Laudato si’’?

R.- Vamos despertándonos lento, pero sin pausa. El foro de la Fundación Pablo VI reúne por primera vez a varias instituciones de primer nivel para celebrar un evento en torno al cuidado de la Casa común, lo que significa que la Iglesia española se va uniendo para ir dando pasos serios hacia la conversión ecológica que nos pide el Papa.

P.- ¿Se necesitan más orientaciones de los pastores para que los fieles crean en la necesaria conversión ecológica?

R.- Sin duda. Necesitamos sensibilizar bien a los fieles católicos. Para esto, lo primero es sensibilizar y formar a los sacerdotes. Es fundamental hablar constantemente de la Casa común. Una de las bases del movimiento es dinamizar a la Iglesia, porque es necesario que la gente lo escuche y lo entienda.

P.- ¿Qué espera de la COP25? ¿Será un punto de inflexión para la justicia climática?

R.- Será un punto de inflexión en cualquier caso. Si definen como aplicar el Acuerdo de París, será positivo. Y si solo ponen negro sobre blanco medidas que luego no aplicarán, también será un punto de inflexión, porque ya no habrá posibilidad de retorno: el tiempo se nos hecha encima.

Noticias relacionadas
Compartir