.


El Papa y el jeque Al Nahyan firman una declaración por la salud mundial

  • El documento se ha publicado con motivo del inicio del Foro ‘Reaching the Last Mile’ en Abu Dhabi
  • “Toda persona, independientemente de su entorno, tiene derecho a vivir una vida digna y saludable”

El papa Francisco ha firmado una declaración junto al jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan, príncipe heredero de Abu Dhabi, en la que expresan su preocupación por la salud a nivel mundial. El documento se ha publicado con motivo del inicio mañana, 19 de noviembre, del Foro ‘Reaching the Last Mile’ (Alcanzando la Última Milla) en el Louvre de Abu Dhabi, en el que se reunirán diversos líderes comprometidos en la lucha contra las enfermedades.

En la declaración, ambos líderes religiosos subrayan su apoyo y cooperación para mejorar la salud en las zonas más necesitadas y desfavorecidas del mundo. “Esta cooperación se basa en la convicción de que toda persona, independientemente de su entorno, tiene derecho a vivir una vida digna y saludable” dice el documento.

Por todo ello, Francisco y el jeque Al Nahyan solicitan que se “redoblen los esfuerzos para promover programas sanitarios, sociales y educativos y desarrollar redes médicas adecuadas de prevención, diagnóstico y tratamiento, a fin de que nadie se quede atrás”. Algo para lo que es necesaria la colaboración de “políticos, sociedad civil y los Estados”, los cuales “tienen la responsabilidad de la salud de sus ciudadanos”.

“Enfoque interdisciplinario”

Del mismo modo, han hecho un llamamiento a la comunidad internacional “para que colabore a fin de llegar a las poblaciones más vulnerables” pero también para que “centre la atención en las enfermedades que afectan a las personas más empobrecidas”, en especial a las Enfermedades Tropicales Desatendidas (NTDs), ya que “siguen siendo una prioridad secundaria en la agenda mundial”, aún afectando “a más de 1.500 millones de personas de la población mundial”.

En cambio, frente a enfermedades que hoy en día pueden ser controladas, prevenidas y eliminadas, el Papa y el Jeque piden “un mayor esfuerzo por parte de todos para coordinar los recursos disponibles a fin de lograr soluciones adecuadas” y para ello – continúan – “se requiere también un enfoque interdisciplinario, socio-médico y medioambiental”.

Por último, en la declaración subrayan que el derecho al tratamiento “es primordial” para todas las personas, y por ello expresan su “pleno apoyo al Fondo Reaching the Last Mile” y a su labor en el tratamiento y control de enfermedades. Finalmente, manifiestan que tienen “total confianza” en la solidaridad de todas las personas que entienden los sufrimientos de los que se encuentran en situaciones de gran necesidad “para que este azote innecesario que aflige a la humanidad pueda ser erradicado de una vez por todas”.

Noticias relacionadas
Compartir