.


Francisco anima al Congreso Católicos y Vida Pública a no olvidar el propósito por el “bien común” que tiene la educación

  • La jornada ha dado comienzo hoy en Madrid bajo el lema ‘Libertad de educar, libertad de elegir’
  • “No puede haber libertad de enseñanza si no se garantiza la de elegir entre los distintos modelos de educación”, ha dicho el presidente de la ACdP

El XXI Congreso de Católicos y Vida Pública ha dado comienzo durante la tarde de hoy, 15 de noviembre, con unas palabras de ánimo del papa Francisco. “El Papa saluda con afecto a los organizadores de los participantes en el congreso, con la esperanza de que este encuentro sea la oportunidad propicia para iluminar sus propósitos en la misión educadora”, ha leído Michael Crotty, Encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica española. 

Del mismo modo, Francisco ha animado a no olvidar el firme propósito por el “bien común” que se encuentra en la educación. Crotty, por su parte, ha hecho referencia a las palabras del cardenal Sarah en la presentación de este Congreso, el pasado 7 de noviembre, en las que destacaba que el gran valor de la educación, que no “puede estar supeditada a intereses económicos ni de ningún tipo”.

“La educación sirve mejor a la sociedad cuando se deja ejercer a la familia las acciones que les corresponden, porque es el lugar primario para la formación de la persona tanto en valores como en la fe”, ha añadido. Por toda parte, ha subrayado que “la sana laicidad del Estado no debería favorecer ni imponer ninguna ideología que desdibuje a la persona o favorezca intereses particulares”.

Implantar ideologías

Por su parte, Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, ha apuntado que en una sociedad plural no puede haber libertad de enseñanza si no se garantiza la de elegir entre los distintos modelos de educación, que los padres pueden o deberían poder escoger para sus hijos”. Haciendo referencia a la polémica surgida ayer tras las palabras de la ministra de Educación, Isabel Celáa, sobre la concertada.

“El estado no es el titular de la libertad de educación, sino su garante”, ha recalcado Bullón de Mendoza. Asimismo, ha señalado que durante el Congreso se hará “un examen en profundidad de los distintos elementos presentes en la cuestión, desde los fundamentos morales y jurídicos de ese derecho, a su diferente realidad en el mundo y en la España de hoy”, partiendo, sobre todo, de “las amenazas que parecen cernirse sobre la libertad de educación” en nuestro país.

“Con demasiada frecuencia la educación se convierte en un mecanismo del poder político, como los nacionalismos, para implantar las ideas en las personas”, ha dicho Fidel Herráez, arzobispo de Burgos. Del mismo modo “también sirve al poder económico para crear un nuevo modelo antropológico basado en la vertiente económica del ser humano, dejando de lado su desarrollo integral”.

Ante esta perspectiva, Rafael Sánchez Saús, director del Congreso, ha subrayado que “los católicos deben ser capaces de dilucidar los obstáculos que tenemos ante nuestro objetivo, que es construir el Reino“, ya que “están tratando de hacer desaparecer a Cristo de la vida pública.

Noticias relacionadas
Compartir