.


El camino pre-sinodal en Colombia “ya está abierto” para la defensa de la Amazonía

  • Oscar Urbina, presidente del episcopado, ha recordado que “proteger a los pueblos indígenas y sus territorios es una exigencia fundamental”
  • Hector Fabio Henao, director de Cáritas Colombia, ha dicho que como Iglesia “nos comprometemos de una manera muy seria con las comunidades” para conservar sus territorios
  • Iván Duque, primer mandatario colombiano, ha encomiado la labor del papa Francisco en este proceso sinodal

El camino pre- sinodal ya está abierto en Colombia de la mano de la Conferencia Episcopal, el Secretariado Nacional de Pastoral Social (Cáritas colombiana) y la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), instancias que han reunido en unas jornadas a obispos, agentes de pastoral y representantes de los pueblos de la Amazonía en el país, durante los días 13 y 14 de agosto, en la ciudad de Bogotá para discutir sobre los nuevos desafíos de la Iglesia para una ecología integral y  profundizar en el ‘Instrumentum laboris’.

Durante el acto de inauguración, estuvieron presentes Iván Duque Márquez, presidente de la República, Luis Mariano Montemayor, nuncio apostólico de Colombia, Óscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), el cardenal Pedro Barreto, vicepresidente de la REPAM, y Fanny Cuiro, delegada de la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana.

Respuestas integrales a estos territorios

Durante la apertura Oscar Urbina, arzobispo de Villavicencio y presidente de la CEC, ha recordado que “proteger a los pueblos indígenas y sus territorios es una exigencia fundamental y un compromiso básico con los Derechos humanos”.

En este sentido, el prelado ha invitado al gobierno “luchar contra los nuevos colonialismos que se disputan estas tierras desde diversos frentes”, por lo cual ha recordado que el papa Francisco ha hecho un llamado a “cambiar el paradigma histórico en que los estados ven la Amazonía como despensa de los recursos naturales por encima de la vida de los pueblos originarios y sin importar la destrucción de la naturaleza”.

Sin duda – ha reiterado el arzobispo – que el enfoque de ecología integral de la ‘Laudato si’ se torna en un imperativo moral y coherente para la Iglesia colombiana frente a los desafíos como la deforestación, la contaminación de las fuentes hídricas y los proyectos de desarrollo no amigables con el ambiente, de tal forma se dé una respuesta integral a “las comunidades de estos territorios y al cuidado de los mismos”.

Comunidades comprometidas

Por su parte, Héctor Fabio Henao, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social Cáritas Colombiana, ha destacado que las comunidades en marco del proceso de consultas están preparadas para “responder de una manera efectiva, con responsabilidad, ante las próximas generaciones frentes a los grandes desafíos que tiene la Amazonía”.

“Son comunidades comprometidas de manera integral en el cuidado de la casa común, que tienen conciencia clara frente a su responsabilidad en la preservación del bioma amazónico”, por tanto “se ofrecen a supervisar los planes y proyectos que el Estado, las organizaciones internacionales, la comunidad en general tienen para garantizar la defensa de la Amazonía.

Asimismo, aprovechando la presencia del presidente de la República, Iván Duque, Henao ha pedido dar reconocimiento a las áreas naturales protegidas e, incluso, ampliarlas, para ello “aquí estamos como Iglesia para decir  que nos comprometemos de una manera muy seria con las comunidades para conservar los bosques, los humedales, las áreas costeras protegidas de nuestro país”.

Eco en el papa Francisco

En su intervención, Iván duque, presidente de Colombia, ha expresado que “vengo con muchísima ilusión a este debate”, porque “precisamente con el Sínodo el papa Francisco ha invitado a la Iglesia y al mundo a reflexionar sobre su papel en el cuidado de la casa común, pero más allá sobre cómo generar una gran pedagogía social donde todos entendamos nuestro rol”.

Al respecto el primer mandatario ha destacado los tres verbos que el Santo Padre ha traído a colación a propósito de esta acción: escuchar, discernir y actuar. “Tres términos que considero supremamente importantes, porque nos motivan a que nosotros hagamos también un mea culpa en la sociedad, porque los grandes temas de nuestros tiempos nos invitan a hacer una reflexión en torno a lo que significa el desarrollo a lo largo de la historia de la humanidad y sobre todo en los últimos 150 años”, ha dicho.

Precisamente Duque ha recordado que hace más de un año, durante su visita a la conferencia episcopal, expresó su interés sobre la defensa de la biodiversidad y la protección del medioambiente, además ha dicho que el Sínodo de la Amazonía se da en un momento clave como antesala de lo que será la gran cumbre mundial de la biodiversidad que tendrá lugar en China en 2020.

Foto: CEC

Noticias relacionadas
Compartir