.


El CELAM inicia su proceso de reingeniería pastoral a la luz de los ‘signos de los tiempos’ en América Latina y el Caribe

  • El objetivo de esta primera sesión será el de discernir sinodalmente “cuál es el querer de Dios” para proponer “una renovación a nivel de su ser”
  • Con este proceso se busca “concretar la renovación sinodal y misionera” en el continente que pueda preparar el camino de la convocatoria a una VI Conferencia General

Desde este 16 hasta el 18 de julio, la junta directiva del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), los 8 obispos asesores y el grupo de expertos invitados, tendrán su primera reunión de trabajo tras anunciarse una profunda reestructuración pastoral en su 37 ª Asamblea general realizada en Honduras el pasado mes de mayo. Así lo dio a conocer el equipo de prensa en su portal.

El objetivo de esta primera sesión será el de discernir sinodalmente “cuál es el querer de Dios para el CELAM a la luz de los nuevos signos de los tiempos, dando continuidad a ciertos aspectos que le son inherentes como entidad y proponiendo una renovación a nivel de su ser”.

Reingeniería pastoral

Además se está hablando de un reingeniería pastoral total, en la que las personas que conforman el ente eclesial, las acciones que se realizan y las estructuras que lo configuran, “experimenten una transformación que les permita servir mejor al Evangelio y a la Iglesia en América Latina y el Caribe”.

Para ello los obispos presidentes, la comisión restructuradora y los especialistas – fundamentados en el Ver, juzgar y actuar – “abordarán la historia del CELAM para confrontar su espíritu, las intuiciones con las cuales se fundó, sus acciones más relevantes, las eventuales deficiencias, las propuestas de renovación y las reformas experimentadas en las últimas seis décadas; esto para tener un horizonte claro que enriquezca la reflexión y el diálogo sobre la reestructuración”.

Hacia una VI Conferencia

Otro aspecto fundamental en este primer encuentro será examinar “la configuración actual del CELAM, las personas, estructuras y acciones que lo hacen operativo para evaluar su pertinencia, eficacia y coherencia, con los valores del Evangelio” y poder tener “presente las exigencias de una mayor procesualidad, los retos y necesidades de la Iglesia así como la realidad de América Latina y el Caribe”.

“Se trata de un proceso que hallará en la Palabra de Dios y en los signos de los tiempos, las señales que indiquen el camino de renovación y de reestructuración que debe vivir el CELAM, para servir mejor a la colegialidad episcopal y al anuncio del Evangelio en América Latina y El Caribe”, han informado.

Finalmente que con este proceso reestructurador se busca “concretar la renovación sinodal y misionera” en el continente de tal modo se pueda preparar el camino, bajo el discernimiento necesario, de la conveniencia de la convocatoria a una VI Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe.

Foto: CELAM

Noticias relacionadas
Compartir