.


Francisco presidirá una celebración penitencial el 29 de marzo en la que confesará a fieles

  • La ceremonia marcará el comienzo de la iniciativa de oración y reflexión ’24 horas para el Señor’, organizada por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización
  • Diócesis de todo el mundo se han sumado a esta propuesta que permite “unirse espiritualmente al Santo Padre” para lograr “una experiencia personal de la misericordia de Dios”

El papa Francisco se confiesa en San Pedro

El papa Francisco presidirá el viernes 29 de marzo a las 17:00 horas una celebración penintencial en la basílica de San Pedro del Vaticano en la que está previsto que confiese a algunos fieles. La ceremonia está organizada por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, que informó de que los interesados en participar en la liturgia pueden reservar billetes rellenando un formulario disponible en su página web.

Será la sexta vez que Jorge Mario Bergoglio oficie uno de estos ritos de reconciliación en la basílica vaticana destinados a que los católicos se sientan llamados a confesarse y a lograr así la absolución individual a sus pecados. Con esta ceremonia comienza la iniciativa ’24 horas para el Señor’, promovida en todo el mundo por este dicasterio de la Santa Sede presidido por el arzobispo italiano Rino Fisichella.

Nueva vida

En este 2019, el lema de esta propuesta es una cita del Evangelio de San Juan: “Yo tampoco te condeno”. Con ella “se propone contemplar la imagen de Jesús, que a diferencia de la multitud reunida para juzgar y condenar, ofrece su infinita misericordia, como una oportunidad para acoger la gracia y una nueva vida”, explicó en un comunicado el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

La iniciativa de oración y reflexión ’24 horas para el Señor’ está abierta a todo el mundo. Diócesis de los cinco continentes, aseguró el citado dicasterio vaticano, “se unirán espiritualmente al Santo Padre para ofrecerles a todos los que participen la posibilidad de una experiencia personal de la Misericordia de Dios”.

En la carta apostólica ‘Misericordia et Misera’, publicada en noviembre de 2016, el Pontífice destaca que el sacramento de la reconciliación “debe redescubrir su lugar central en la vida cristiana” y asegura que “una ocasión favorable” para alcanzar ese objetivo puede ser la iniciativa de ’24 horas para el Señor’, que considera “un fuerte llamado pastoral para vivir intensamente el sacramento de la confesión”.

Noticias relacionadas
Compartir