El Papa remarca en la audiencia general que Cristo “no hace proselitismo, simplemente anuncia”

  • Francisco dedica una nueva catequesis en este Miércoles de Ceniza al Padrenuestro, centrándose en su segunda invocación, ‘Venga a nosotros tu Reino’
  • “El mundo sigue marcado por el pecado y poblado de mucha gente que sufre, de personas que no se reconcilian y no perdonan, de guerras y de tantas formas de explotación”, lamenta

El papa Francisco, en la audiencia general de hoy 12 de septiembre

El papa Francisco dedicó una nueva catequesis al Padrenuestro durante la audiencia general que presidió en la plaza de San Pedro del Vaticano este 6 de marzo, Miércoles de Ceniza, y, por tanto, primer día de Cuaresma. En esta ocasión se centró en la segunda invocación de esta oración, que dice: ‘Venga a nosotros tu Reino’.

Jesús no empuja a la gente a convertirse sembrando el miedo al juicio de Dios o el sentido de culpa por el mal cometido, dijo Jorge Mario Bergoglio en su alocución, en la que remarcó que “Jesús no hace proselitismo, simplemente anuncia. Al contrario, lo que Él trae es la Buena Noticia de la salvación, y a partir de ella llama a convertirse”.

Victoria incompleta

En su catequesis, el Pontífice reconoció que, en ocasiones, los creyentes se preguntan cómo es posible que el Reino de Dios anunciado por Cristo se concrete de forma tan lenta, porque el mundo “sigue marcado por el pecado y poblado de mucha gente que sufre, de personas que no se reconcilian y no perdonan, de guerras y de tantas formas de explotación”.

Puso como ejemplo la trata de niños. Estas situaciones son para el Papa la prueba de que “la victoria de Cristo” no es aún completa, pues muchas personas siguen hoy viviendo “con el corazón cerrado”.

Encuentro de transportistas

La respuesta a la inquietud de los cristianos por el momento en que llegue el fin a esas injusticias está en las parábolas de Jesús, en las que “enseñó que el Reino de Dios crece y se propaga con paciencia y mansedumbre. Que a pesar de tener una apariencia humilde, como un grano de mostaza o un poco de levadura, lleva dentro una fuerza capaz de transformar los corazones y el mundo. Estas parábolas manifiestan también el misterio de Cristo, de su muerte y resurrección”.

En su saludo en a los peregrinos de lengua española al final de su alocución, Francisco se acordó de forma particular de los participantes en el ‘Encuentro mundial de transportistas y empresarios sobre cambio climático, tráfico humano, tecnología y transporte’, organizado por la Academia Pontificia de las Ciencias sociales. “Que el estudio de ‘Laudato si’’ los ayude a dar pasos significativos de justicia y solidaridad”, dijo el Papa, haciendo referencia a su encíclica sobre la protección del medio ambiente publicada en 2015.

Noticias relacionadas
Actualizado
06/03/2019
Compartir