6 años del pontificado de Francisco en 6 expresiones, 6 lugares, 6 novedades y 6 preocupaciones

  • El 13 de marzo de 2013, Bergoglio se asomaba por primera vez como papa al balcón de San Pedro
  • En este tiempo, el Pontífice que vino “del fin del mundo” ha dejado su impronta en la Iglesia y el mundo
  • Vida Nueva felicita al obispo de Roma repasando algunas de las claves del jesuita argentino

Tal día como hoy de hace 6 años se cerraba el cónclave de 2013 en el que resultó elegido papa Jorge Mario Bergoglio. Situación inédita tras la renuncia de Benedicto XVI un mes atrás, se cumplió en Scola y otros posibles candidatos como Ouellet aquello de que quien entra al Cónclave como Papa, sale como cardenal.

La ‘fumata blanca’ se produjo a las 19:05 h. Bergoglio había sido elegido en la quinta votación, en el segundo día del cónclave. Y aunque en la Iglesia las tradiciones pesan, las novedades comenzaron desde el primer momento.

Ajenos a las supersticiones diabólicas que vinculan en 6 con la personificación del maligno, Vida Nueva repasa en este sexto aniversario algunas de las novedades, documentos, gestos o palabras de este tiempo de Francisco en la cátedra de Pedro. Podrían ser muchos otros… de momento nos quedamos con estos.

6 novedades del primer día

Desde el primer, ya se produjeron algunos datos de novedad que hacían necesarios refrescar los datos de las historias del Papa. Ya desde el primer momentos, seis detalles novedosos.

  1. Francisco. Sin número, sin casi necesidad de explicaciones. El nombre elegido por Jorge María Bergoglio. Es el primer pontífice que elige el nombre del santo de Asís que falleció en el siglo XIII y que defendió la pobreza evangélica de forma radical incluso ante la curia y los papas de su época.
  2. América Latina. Buenos Aires podría ser “el fin del mundo” vista desde la Roma ‘caput mundi’. De las periferias latinoamericanas, las mismas no hacía tanto había ratificado su encarnación en Aparecida.
  3. Jesuita. En la historia ya ha habido papas religiosos –la sotana blanca evidencia antepasados dominicos– pero jesuitas, nunca.
  4. Bendición del pueblo. Si ya antes algunos pontífices habían sorprendido por improvisar unas primeras palabras además de la bendición solemne ‘Urbi et Orbi’, Francisco fue un paso más allá en la Teología sobre el episcopado pidiendo incluso la bendición del pueblo sobre el obispo antes de que esté pronunciase la fórmula secular. Ha pasado como el Papa que puso a todo el mundo rezar aquella tarde en San Pedro.
  5. Liturgia. Si Benedicto XVI destacó por recuperar algunas prendas históricas de los armarios papales o de la Florería vaticana. Francisco apareció en el balcón con la sotana blanca y solo en el momento propiamente litúrgico, la bendición, se puso la estola papal.
  6. Mudanza. El final del cónclave supuso seguramente una de las mudanzas más livianas de los últimos pontificados. Y es que desde entonces Francisco siguió residiendo donde lo había hecho en las noches anteriores, en la Casa de Santa Marta en lugar de en el Palacio Apostólico.

6 expresiones clave

Francisco ha inspirado ya algunos diccionarios o series de artículos en torno al nuevo léxico papal introducido por el pontífice. Hay expresiones que definen la eclesiología conciliar que potencia el Papa.

  1. Iglesia en salida. El pontífice, desde el primer momento, ha huido de toda autoreferencialidad de la Iglesia. Por eso ha impulsado un actitud “en salida”, una opción por la evangelización que busca transformar el mundo y no dejar las cosas como están.
  2. Hospital de campaña. Es algo más que una metáfora y el ambulatorio abierto por Francisco en la misma Plaza de San Pedro da buena cuenta de ello. “¡Cuánta gente necesita que sus heridas sean curadas! Ésta es la misión de la Iglesia: curar las heridas del corazón, abrir puertas, liberar, decir que Dios es bueno, que Dios perdona todo, que Dios es Padre, que Dios es tierno, que Dios nos espera siempre”, ha insistido Bergoglio.
  3. Periferias del mundo. El entonces arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, anotó una intervención de Bergoglio en las Congregaciones generales previa al cónclave. Allí dijo el bonaerense: “La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no sólo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria”. Dicho y hecho.
  4. Reforma. Como clamor de los cardenales e insistencia del mundo. La Iglesia necesita ponerse al día y Francisco ha empezado con la Curia a través de cardenales de todo el mundo, superando los límites de la muralla Leonina. Poco a poco, pero con determinación, venciendo las resistencias. Los mensajes navideños a la Curia son claros al respecto.
  5. Sinodalidad. Una exigencia del Vaticano II que aún puede tener más implicaciones que los sínodos celebrados. Construyendo puentes de encuentro no solo entre los pastores, también con los fieles, con los alejados, con los sin voz…
  6. Cultura del descarte. Los excluidos de la sociedad están en el centro del mensaje y la acción evangelizadora del pontífice argentino. Por eso ha condenado repetidamente esas situaciones en las que la sociedad se vuelve deshumanizadora y deja de lado a los ancianos, a los jóvenes, a los enfermos, a los marginados…

6 preocupaciones

Las iniciativas sociales no han parado desde los primeros días de Francisco. Consciente de los nuevos rostros de la pobreza, ha potenciado los organismos clásicos de caridad y ah tejido redes de solidaridad con gobiernos, otras religiones o grandes empresas para hacer el mundo más humano según el plan de Dios.

  1. Paz. En los labios de Francisco están incesantemente los conflictos olvidados. Se nota en sus viajes, en sus importantes discursos de Navidad y Pascua, en las recepciones a determinadas entidades, en las oraciones ecuménicas que ha promovido… La paz se construye con “cero violencia” y “cien por cien de ternura”, ha dicho en uno de sus vídeos mensuales.
  2. Pobres. Ya sea a través de unas duchas, una peluquería, la lotería de Navidad o un trozo de playa… Francisco ha dedicado una jornada específica para pensar en los pobres. Bergoglio ha cumplido con creces el consejo “No te olvides de los pobres”, que el cardenal Hummes le susurró en el cónclave cuando ya era muy probable que este fuera elegido papa.
  3. Refugiadosytrata de personas. “Un crimen contra la humanidad”. Sin necesidad de edulcorar la realidad, Bergoglio no deja de denunciar las múltiples formas de esclavitud moderna como una de las heridas sangrantes de nuestro tiempo. Frente a la indiferencia social y las retóricas políticas, Francisco no ha querido dejar de lado esta realidad.
  4. Familia. Dos sínodos han hecho falta para tratar de profundizar en la pastoral familiar de la Iglesia y cómo esta está respondiendo a las heridas de las personas de hoy en día. A Francisco ‘Amoris Laetitia’ le ha costado unos ‘dubia’ y muchas amenazas en público y en privado. Sus encuentros con las parejas, los Encuentros Mundiales de las Familias así como diferentes discursos y catequesis han confirmado que el Papa está dispuesto a impulsar una pastoral familiar capaz de acoger, acompañar, discernir e integrar. Eso sí, no ha dejado de recomendar a las parejas que no se vayan a la cama enfadados sin decir “permiso, gracias, perdón”.
  5. Ecología. Actitud que Francisco ha motivado desde el “cuidado de la casa común”, escribiendo la primera encíclica ecologista de la historia. El título también tomado de una oración de Francisco de Asís, en italiano frente al latín preceptivo. El documento y las actuaciones papales al respecto han sido un espaldarazo a la preocupación ecológica ante los más escépticos, dentro y fuera de la iglesia.
  6. Abusos. “Es imprescindible que como Iglesia podamos reconocer y condenar con dolor y vergüenza las atrocidades cometidas por personas consagradas, clérigos e incluso por todos aquellos que tenían la misión de velar y cuidar a los más vulnerables. Pidamos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión”, escribió en una “Carta al pueblo de Dios” en agosto de 2018. No es el únicos paso dado para hacer frente a los abusos a menores y silencios cómplices de quienes han entendido su servicio como poder.

6 momentos

La edad y la condición física con la que Francisco llegaba al Vaticano hacían sospechar que la agenda viajera se iba a reducir considerablemente. Sin embargo ha hecho historia con algunos de sus periplos que, en la mayoría de los casos, son breves pero intensos. Otros momentos sorprendentes de Francisco pueden ser a pocos paso de su casa o en muchas de las visitas por Italia.

1. Muro de las Lamentaciones (Jerusalén). 26 de mayo de 2014. El empeño por la paz y el encuentro entre las grandes tradiciones religiosas ha llevado a Francisco a Tierra Santa. El Papa reza ante el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, el lugar más sagrado de la religión judía, en su visita a Israel y Palestina.

2. Calle Babuino (Roma). 3 de septiembre de 2015. Coches utilitarios, pago en persona de la cuenta de la residencia sacerdotal por la estancia previa al cónclave, los zapatos ortopédicos de siempre… Son algo más que anécdotas del arzobispo que se sabía los tramos de los autobuses urbanos de Buenos Aires. Un ejemplo ha sido cuando el papa Francisco fue a cambiarse los cristales de las gafas a la óptica de Alessandro Spiezia en el centro de Roma.

3. Catedral de Bangui (República Centroafricana). 29 de noviembre de 2015. Francisco convocó un Año Jubilar dedicado a la misericordia. Antes de abrir la Puerta Santa de la Basílica Vaticana abrió la de la catedral de la Bangui, capital de la República Centroafricana. “Bangui, se convierte en capital espiritual del mundo”, apuntando hacia las periferias.

4. Isla de Lesbos (Grecia). 16 de abril de 2016. Ante miles de refugiados a las puertas del centro de detención de Moria dijo: “No estáis solos. ¡No perdáis la esperanza! Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria, para implorar una solución”.

5. Catedral de Lund (Suecia). 31 de octubre de 2016. Francisco ha defendido un ecumenismo de los gestos y de la oración, especialmente por los cristianos perseguidos. Por eso pidió católicos y luteranos ir más allá de los “errores” del pasado y forjar una mayor unidad con motivo del 500 aniversario de la Reforma Protestante. O se ha reunido con el Patriarca de Moscú en La Habano, visita a líderes musulmanes de Egipto o en Emiratos Árabes.

6. Vaticano-Pekín. 22 de septiembre de 2018. Hay un viaje pendiente. Lo haría mañana mismo si pudiera, ha confesado Francisco. Destino: China. Las posibilidades parecen más cercanas que en el pasado tras la firma de un histórico “acuerdo provisional” para nombrar obispos que supone un primer paso para el deshilo de las relaciones diplomáticas y la normalización de los cristianos perseguidos.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/03/2019
Compartir