La Conferencia Episcopal Belga se prepara para la cumbre antiabusos: “¡Esto no puede suceder más!”

La Conferencia Episcopal Belga ha elaborado un informe detallado y accesible sobre los casos de abuso sexual en la Iglesia belga, con el cual pretende testificar de manera transparente sobre esta crisis.

Lo ha llevado a cabo como parte de los preparativos para la conferencia que se celebrará del 21 al 24 de febrero en el Vaticano y que reunirá a los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo.

“¡Esto no puede suceder más!”, ha declarado el cardenal De Kesel, presidente de la Conferencia Episcopal belga, señalando que la Iglesia debe trabajar para “reconocer a las víctimas, escuchar su sufrimiento, acompañarlas y, sobre todo, poner en práctica medidas para evitar que vuelvan a ocurrir incidentes tan graves”.

Frédéric Fornos: “Ante los desafíos del mundo, la Iglesia se moviliza a través de la oración, el servicio y la solidaridad”

En una entrevista con L’Osservatore Romano, Frédéric Fornos, director de la Red Mundial de Oración del Papa, ha afirmado que Francisco “ha llevado en su corazón y en sus plegarias durante mucho tiempo” la trata de seres humanos, intención de la oración de este mes de febrero.

“Ante los desafíos del mundo, la Iglesia se moviliza a través de la oración, el servicio y la solidaridad”, ha añadido Fornos, aclarando que en el caso de la trata de personas, además de hacer esta propuesta de oración, también se trabaja en sinergia con “la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el servicio al desarrollo humano integral, con Talitha Kum y otras organizaciones”.

Por otra parte, ha dicho que las intenciones de oración “son fruto de un largo proceso de discernimiento de la Iglesia en los distintos países del mundo”, al final del cual “el Papa, con las propuestas recibidas” desde distintos ámbitos, “se toma un tiempo para orar y discernir los desafíos de la humanidad y la misión de la Iglesia”.

Los obispos de Sudáfrica ante las próximas elecciones: “que sean libres y pacíficas”

Ante las elecciones generales del próximo 8 de mayo, la Conferencia Episcopal sudafricana ha publicado una carta pastoral “a los católicos y hombres de buena voluntad”, en la que piden, ante todo, que se den de forma “libre y pacífica”.

Por esta razón, recordando la responsabilidad del Estado de “garantizar la seguridad de todos”, los prelados exhortan a los partidos políticos a evitar la intimidación, tomando medidas decisivas contra quienes los cometieron, y “respetando los resultados de las elecciones”, asegurando también el respeto de la ley.

Los obispos han definido, además, como “imperativo” el ejercer el derecho a voto, pero de una manera “sabia y valiente, sin ser distraídos por falsas promesas”.

También han animado a los votantes a preguntarse quienes, entre los candidatos, pueden “erradicar efectivamente la corrupción, abordar los problemas del desempleo y la pobreza y reducir el nivel de violencia, en particular contra mujeres y niños”.

En esencia, destacar a los obispos, se trata de elegir líderes que sean capaces de “proteger la democracia” y hacer que los ciudadanos se sientan “orgullosos de ser sudafricanos”.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/02/2019
Compartir