El asesor de Vox Steve Bannon carga contra el Papa: “Está del lado de las élites y no de los pobres”

“El Papa está del lado de las élites y no de los pobres”. Así lo afirma el exasesor de Donald Trump y actual colaborador de Vox, Steve Bannon. En una entrevista a The Spectator, Bannon carga contra Francisco, quien “es despreciado por la gente”. Según el estadounidense, Jorge Mario Bergoglio “debería ser un pilar de Occidente y no lo es”. Y añade: “Está intentando demonizar el movimiento populista”.

Para Bannon, entre “sus mayores fracasos fuera del campo espiritual y teológico, está haberse puesto del lado de las élites globalistas contra los ciudadanos de las naciones del mundo”. Y es que la ex mano derecha de Trump aconseja al Papa que si quiere “cultivar una imagen mediática de defensor del hombre trabajador, es genial, pero en realidad tienes que defender a los pobres y no a los ricos y poderosos que lideran la ONU y la UE a favor de sus programas internacionalistas a expensas de los más pequeños”. 

Cañizares: “Vox no es de extrema derecha”

“Estamos en una democracia y, por tanto, todo partido que se forma tiene derecho a participar”. Así lo expresó ayer, 10 de diciembre, el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en referencia a Vox. El purpurado dijo que se trata de una formación de derechas, pero “en absoluto” de extrema derecha, un calificativo que, a su juicio, se pone “fácilmente”, según informa EFE.

Así se pronunció el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española al ser preguntado sobre la entrada de Vox en el Parlamento andaluz antes de impartir una conferencia en el Colegio Notarial de Valencia sobre el 40ª aniversario de la Constitución. Del mismo modo, aclaró que Vox es una formación política “totalmente constitucional, ya que “nadie”, ni el Tribunal Supremo, le ha prohibido participar en los comicios andaluces.

Celebran la renuncia de un obispo indio acusado de malversación

Los fieles de la diócesis de Andhra Pradesh (India) han festejado con bengalas la renuncia del obispo Prasad Gallela, que el papa Francisco aceptó ayer, 10 de diciembre. El prelado, acusado de robar fondos de la diócesis para mantener a una “familia secreta” –su mujer y un hijo de 18 años, supuestamente–. Asimismo, el Pontífice nombró al obispo emérito de Gali Bali como administrador apostólico.

“Este es un momento de alegría para todos nosotros. Dios ha escuchado el llanto y las lágrimas de los fieles”, dijo un joven de la diócesis. “Victoria, victoria, victoria de los fieles”, gritaron las alrededor de 250 personas reunidas frente a la Catedral de Santa María, que también jalearon al Papa. Un sacerdote de alto rango en Andhra, bajo anonimato, dijo a Ucanews que el Vaticano y los líderes de la iglesia en la India estaban al tanto de la “grave violación de los principios del sacerdocio” por parte del obispo.

“Ahora estamos aliviados”, dice el mismo joven, que ha sido uno de los fieles que ha escrito al Vaticano para remover al obispos, del que comenzaron a sospechar hace tres años. Del mismo modo, el obispo Gallela, de 56 años, enfrenta casos judiciales desde mayo, después de que dos laicos, Mesa Ravi Kumar y Byreddy Chinnappa Reddy, presentaran denuncias penales en su contra. Sin embargo, el prelado siempre ha mantenido que se trata del hijo y la esposa de su hermano, que murió cuando el niño tenía 1 año.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/12/2018
Compartir