El cardenal Hollerich lleva ante el papa Francisco su “tristeza” por el incendio en el campo de refugiados de Moria

El papa Francisco ha recibido hoy en la Santa Sede al presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales Europeas (COMECE), Jean-Claude Hollerich. En esta reunión, tal como ha apuntado la COMECE en su cuenta de Twitter, el Pontífice y el presidente de los obispos europeos han abordado, entre otros asuntos, la “triste situación” del campo de refugiados de Moria, en Lesbos, tras el incendio que lo arrasó a principios de esta semana.



Ante este hecho, que ha dejado sin hogar a miles de refugiados, ambos han coincidido en la “necesidad de proteger a los pobres y más vulnerables”, para lo cual, se hace indispensable otro de los puntos del encuentro que ha tenido lugar hoy en el Vaticano: el diálogo entre la Iglesia católica y las instituciones europeas, sobre todo en relación a la aplicación de políticas migratorias y de acogida.

Esperanza perdida

Hace unos días, Hollerich expresaba su sentir ante el incendio en el campo de refugiados, así como su tristeza por lo ocurrido. “Creo que lo que está ardiendo o se ha quemado allí no es sólo el campo de Moria. La esperanza del pueblo se ha quemado. La humanidad de Europa, la tradición del humanismo, del cristianismo, ya no existe tampoco”, decía el también arzobispo de Luxemburgo.

Asimismo, reclamó que los países dejasen de poner excusas para no acoger refugiados: ““Debemos aceptar nuestra responsabilidad como seres humanos. Esto significa que todos los países que han prometido acoger a los niños y a los enfermos no siempre deben posponerlo por cualquier razón”, decía. “Deberían hacerlo ahora”.

Noticias relacionadas
Compartir