.


El 8º centenario de la catedral de Burgos, oportunidad para “proyectarnos en el mañana desde lo que hemos sido”

  • La seo burgalesa celebra el 8 siglos del inicio de su construcción con un Año Jubilar en 2021 y una asamblea diocesana en el horizonte
  • El vicario general de la archidiócesis de Burgos, Fernando García Cadiñanos, repasa las citas claves de este itinerario celebrativo

Aún estamos en 2019, pero en Burgos ya se está fraguando lo que será la propuesta del Año Jubilar 2021, concedido por la Santa Sede al cumplirse el 8ª centenario de la construcción de la catedral de la ciudad. Fue el 20 de julio de 1221 cuando el obispo Mauricio puso la primera piedra de la nueva seo burgalesa, un templo que se convertirá en el edificio más emblemático del gótico español. Fernando García Cadiñanos, vicario general de Burgos, ha repasado para Vida Nueva algunas de las propuestas que ya se desarrollan o están en proyecto en la Iglesia local a la espera de saber si el papa Francisco acepta la invitación para visitar la ciudad castellana.

Tiempo de preparación

PREGUNTA.- Aunque queda todavía más de un año para el comienzo del Año Jubilar, ¿qué ecos están teniendo las primeras propuestas que ya se están llevando a cabo en este tiempo de preparación?

RESPUESTA.- Para la diócesis, más que fijarnos en una fecha, lo consideramos una etapa de preparación y celebración, por eso los actos han comenzado con bastante anticipo. Fundamentalmente, se ha constituido la fundación que va a llevar adelante todos los eventos y, cada 20 de julio, se organiza un acontecimiento más especial. El año pasado hubo un concierto en la catedral con la novena sinfonía de Beethoven, una exposición en el claustro bajo de la catedral. Este año se ha repetido el esquema con una eucaristía, un concierto del Réquiem de Mozart y la inauguración de una exposición sobre el arte religioso de Venancio Blanco. Estos son los grandes acontecimientos, pero a lo largo del año se va jalonando de una especie de actividades o ciclos de trabajo.

P.- ¿Y cuáles son los elementos fijos para el calendario de 2021 que nos pueda avanzar?

R.- Desde la diócesis hemos hecho una programación propia dentro de todos los actos. Hay varios grupos de propuestas. Una de las actividades, que ya ha comenzado y se mantendrá en 2021 en 4 momentos a lo largo del año, son los ‘Diálogos en la catedral’ y son un momento de encuentro —una especia de “atrio de los gentiles”— en el que se dialoga sobre cuestiones ética o de actualidad entre la Iglesia y la sociedad, la Iglesia y el mundo. Otro ciclo de actividades son lo que hemos llamado “Contemplación en la catedral” y son 2 encuentro anuales que presentan la catedral como un lugar de encuentro con lo sagrado a través del arte, la música, la luz… Estará también la Exposición de las Edades del Hombre, prevista para 2021, en torno al tema de la catedral como luz y Jesús como la luz del mundo o una temática que aún está por definir. También está previsto que venga la Orquesta Sinfónica del Camino Neocatecumenal para realizar un concierto sobre el sufrimiento de los inocentes que pueda ser un acto de encuentro. A nivel diocesano va a haber, por así decir, dos grandes celebraciones: la asamblea diocesana que va a convocar el obispo y el Año Jubilar. Esas dos actividades harán que a lo largo del año se vayan sucediendo diversos eventos.

Asamblea diocesana y jubileo

P.- La cita, más allí de la repercusión externa de todos estos actos, ¿es una oportunidad para que los propios burgaleses redescubran su catedral y la vida que hay en torno a la seo?

R.- Exactamente, el Año Jubilar pretende ser un momento de conversión, de encuentro con Jesucristo, de celebrar el gozo de formar parte de la Iglesia, algo que está abierto a los de Burgos y a los de fuera, por eso se está trabajando en las cuestiones de acogida, celebraciones, el itinerario jubilar… La asamblea diocesana, en cambio, es una reflexión más interna de lo que es la Iglesia diocesana hacia el futuro y cómo proyectarnos en el mañana desde los que hemos sido. Vendrán también una serie de actividades culturales que impulsará la fundación: conciertos, actividades sociales con entidades del tercer sector… son muchas las iniciativas.

P.- Contemplando la evolución que ha sufrido la catedral en estos 800 años, ¿qué huella se va a dejar en este aniversario en el templo como espacio sagrado concreto?

R.- Otra de las iniciativas que nos gustaría llevar a cabo como diócesis es dejar una obra de algún autor de primera fila que pudiese quedar como elemento de lo que significa hoy el arte y su relación con la fe y que pudiera quedar para la posteridad. Estamos ya en conversaciones con algún autor y nos gustaría que pudiese fraguar salvando las dificultades propias del contacto con los artistas y las de la burocracia patrimonial. Sería un gesto muy importante.

Noticias relacionadas
Compartir