.


El Consejo de cardenales aboga por una Curia “misionera”

  • En la 39ª reunión del C-6 Cardenalicio, se ha rematado el borrador de la nueva Constitución Apostólica
  • Reclaman “una mayor presencia de las mujeres en roles de liderazgo en los organismos de la Santa Sede”

obispos revestidos con mitras de espaldas antes de una celebración

En un encuentro con los medios acreditados ante la Sala Stampa de la Santa Sede, su director interino, Alessandro Gisotti, ha informado a primera hora de la tarde de este miércoles 10 de abril de los temas que, desde el lunes 8, se han trabajado en el Consejo de cardenales, el llamado C-6.

En la que ha sido la 39ª reunión de este órgano creado por el Papa para aconsejarle en la reforma de la Curia y en la elaboración de una nueva Constitución Apostólica, “se ha puesto a punto el procedimiento de consulta” de la ‘Praedicate evangelium’, como se llamará, precisamente, la próxima Carta Magna vaticana. Una vez que ya hay un “borrador”, aprobado por propio C-6 junto al papa Francisco, “se enviará ahora a los presidentes de las conferencias episcopales nacionales, a los sínodos de las Iglesias Oorientales, a los dicasterios de la Curia romana, a las conferencias de superiores y superioras mayores y a algunas universidades pontificias”. A todas estas entidades eclesiales, ha recalcado Gisotti, “se les pedirá que envíen comentarios y sugerencias”.

Sinodalidad

Además de este punto central de la cita, el C-6 ha trabajado con esmero en “la orientación misionera que debe asumir cada vez más la Curia a la luz de la nueva Constitución Apostólica, el compromiso de fortalecer el proceso de sinodalidad en la Iglesia en todos los niveles y la necesidad de una mayor presencia de las mujeres en roles de liderazgo en los organismos de la Santa Sede”.

En este sentido, se ha especificado que, en base a esa sinodalidad, la función del Consejo de cardenales “no termina con la publicación de la Constitución Apostólica”.

Igualmente, Gisotti ha contado que, el martes 9, el cardenal Seán Patrick O’Malley “explicó al Papa y al Consejo los trabajos de la asamblea plenaria de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, que tuvo lugar la semana pasada”. Asimismo, el arzobispo de Boston “dio las gracias al Papa” por la cumbre sobre la pederastia elclesial celebrada en febrero en el Vaticano y “por la reciente publicación de las normas para el Estado de la Ciudad del Vaticano, que refuerzan el compromiso de la Iglesia contra todas las formas de abuso de menores y adultos vulnerables“.

El C-6 se reunirá, en el que será su 40º encuentro, los días 25, 26 y 27 de junio.

Noticias relacionadas
Compartir