Los obispos venezolanos: “Pedir y recibir ayuda no es ninguna traición a la patria, es un deber moral”

  • La Conferencia Episcopal ha emitido un comunicado en respaldo al ingreso de la ayuda humanitaria que el presidente interino Juan Guaidó ha pedido a países del mundo
  • “Invitamos a la Fuerza Armada Nacional para que se ponga del lado del pueblo al que pertenece”, afirma la Iglesia, en un claro llamado a cumplir con la Constitución

A dos días de la llegada de la ayuda humanitaria, solicitada por el presidente interino Juan Guaidó a la coalición internacional de apoyo a Venezuela –que integran varios países liderados por EEUU– para paliar la crisis que atraviesa el país por falta de alimentos y medicinas, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) ha emitido un comunicado a la opinión pública en su cuenta de Twitter, suscrito por José Luis Azuaje, presidente de la CEV y arzobispo de Maracaibo, Mario Moronta, 1er vicepresidente de la CEV y obispo de San Cristóbal, Raúl Biord Castillo, 2° vicepresidente y obispo de La Guaira, y José Trinidad Fernández, secretario general y obispo auxiliar de Caracas. 

El país necesita la ayuda humanitaria”, han dicho los obispos, por lo cual “el régimen [de Nicolás Maduro] tiene la obligación de atender las necesidades de la población, y para ello facilitar la entrada y distribución de la misma”.

“¡Escuchen el clamor del pueblo, dejen entrar y distribuir en paz la ayuda humanitaria!”, han expresado los obispos venezolanos vehementemente, por lo cual consideran que “pedir y recibir ayuda no es ninguna traición a la patria; antes bien, es un deber moral que nos incumbe a todos, ante las carencias y urgencias dramáticas que padece el pueblo venezolano”. 

La ayuda humanitaria es limitada

Desde el inicio de la crisis,  Cáritas de Venezuela  –aseguran los prelados–  ha desarrollado “una intensa y reconocida labor en beneficio de las personas que necesitan atención inmediata” en sus estructuras nacionales, diocesanas y parroquiales a través de diversos programas de alimentación, salud, derechos humanos, gestión de riesgo, cuidado del ambiente y atención en situaciones de desastres naturales, además de mantener su firme compromiso de  ayudar en la solución de esta crisis “bajo los principios de respeto a los derechos humanos y humanitarios”.

Ante las grandes expectativas por las grandes necesidades del pueblo en materia de alimentación y salud que genera la llegada de la ayuda humanitaria, los obispos han recordado que “la ayuda se guía por protocolos aceptados internacionalmente para dar respuestas a situaciones de graves crisis. No atiende a intereses políticos, sino al bien del pueblo más vulnerable. No resuelve todos los problemas de la población”, en referencia al comunicado de Cáritas del 4 de febrero, a propósito del tema.

La ayuda consiste fundamentalmente en raciones de emergencia y suplementos para niños y ancianos con déficit nutricional e insumos médicos, principalmente terapéuticos. Es limitada en cobertura y tiempo. Es siempre subsidiaria y no sustituye lo que el Estado debe hacer con sus recursos”, han aclarado.

Cumplan con la Constitución

Asimismo el episcopado venezolano ha expresado su rechazo a todo tipo de violencia: “Invitamos a la Fuerza Armada Nacional para que se ponga del lado del pueblo al que pertenece. El juramento de hacer cumplir la Constitución que hacen los miembros del estamento militar tiene como principal destinatario al pueblo venezolano”.

Dirigiéndose especialmente a los soldados del ejército venezolano, han expresado que tienen el compromiso de defender, de proteger los derechos inalienables y de hacer brillar la dignidad humana del pueblo: “En conciencia, no deben cumplir órdenes que atenten contra la vida y seguridad de la población. En estas circunstancias deben permitir el ingreso y la distribución de la ayuda internacional”.

Live Aid Venezuela

Para hoy 22 y mañana 23 de febrero se estima la llegada de miles de voluntarios a la frontera de colombo-venezolana entre Cúcuta y San Cristóbal para recibir la ayuda humanitaria, donde además una veintena de artistas internacionales realizarán el concierto benéfico ‘Live Aid Venezuela’, por tanto los obispos han recomendado “no debe generarse violencia ni manipulación alguna entre los ciudadanos”.

“La ayuda humanitaria beneficiará a muchas personas que se encuentran en situaciones límite, y a la vez, es un ejercicio de solidaridad y de organización en un pueblo que, manteniendo en alto la dignidad y la esperanza, quiere cambiar la situación de penuria y precariedad que sufre”, concluyen los obispos en su comunicado.

Noticias relacionadas
Actualizado
22/02/2019
Compartir