La Navidad de Lady Gaga, un tiempo para “cambiar el mundo”

  • En su último mensaje en Twitter llama a regalar estos días “amor, bondad y comunidad”
  • En varias ocasiones, pese a las incomprensiones, ha mostrado públicamente su fe católica

La cantante estadounidense Lady Gaga ha vuelto a dar muestras de su fe a través de su último mensaje en Twitter: “Esta Navidad todos nosotros necesitamos (y todos nosotros podemos dar) amor, bondad, y comunidad. Creo que la bondad puede cambiar el mundo”. Una llamada con la que aprovecha para pedir colaboración con su fundación solidaria, Born This Way.

Ya hace un año, cuando la reconocida artista dio a conocer que padecía fibromialgia y se veía obligada a suspender su gira, ilustró el emotivo mensaje con una imagen suya rezando el rosario.

Con su amigo el padre Duffel

En 2016, Lady Gaga sorprendió en este sentido por primera vez al subir una foto junto a un sacerdote católico (ella con la biblia en la mano) y, con toda la naturalidad del mundo, dar las “gracias” al padre Duffel “por su bella homilía, como siempre, y por el almuerzo en un restaurante pop. Lo que más me ha conmovido es cuando ha dicho que la Eucaristía no es un premio para los perfectos, sino una comida que Dios nos da”. Entonces, se conoció que acude a la celebración de la misa dominical en una parroquia de Nueva York.

Paradójicamente, aquella entrañable imagen fue respondida por un ácido reportaje en la web ‘Catholic’ en el que se cuestionaba a muchos cantantes famosos por una supuesta hipocresía al incluir referencias religiosas en sus obras y luego no vivir según esos valores espirituales.

No somos solo ‘celebrities’

Lady Gaga se sintió directamente interpelada y contestó en su web con un mensaje cargado de fuerza: “María Magdalena lavó los pies de Cristo tras ser protegida y amada por Él. Una prostituta. La sociedad la señaló como si fuera el basurero de un hombre. Pero Él la amó ni la juzgó. Dejó que llorara en Él y que ella secara sus pies con su pelo. No somos sólo ‘celebrities’, somos humanos, pecadores, niños, y nuestras vidas no están ausentes de valores, porque luchamos por ellos. Somos perdonados de la misma manera que es perdonado nuestro vecino. Dios nunca es una moda”.

Por su fuera poco, la artista ha volcado gran parte de su sentir religioso en una de sus canciones más aplaudidas, ‘Million reasons’, ‘Millón de razones’, cuyos versos centrales dicen así: “Hago una reverencia para rezar. / Intento hacer que lo peor se vea mejor. / Señor, muéstrame el camino / para atravesar su desgastado cuero. / Tengo cien millones de razones para irme, / pero solo necesito una buena para quedarme”.

Más adelante, la canción intensifica su carga espiritual: “Cada ruptura del corazón hace difícil mantener la fe. / Pero solo necesito una buena. / Una buena, una buena, una buena, una buena…”. Una buena razón para quedarse. La bondad. Una revolución de la fraternidad, la de Lady Gaga, para cambiar el mundo.

Noticias relacionadas
Actualizado
23/12/2018
Compartir