El cardenal Urosa pide ayuda a la comunidad internacional ante la “crisis integral” de Venezuela

 

El cardenal arzobispo de Venezuela, Jorge Urosa, en una foto de archivo

El cardenal venezolano Jorge Urosa Sabino, en una intervención telefónica en una campaña solidaria celebrada en Roma e impulsada por Cáritas, organizaciones de venezolanos en Italia y Ayuda a la Iglesia Necesitada, solicitó a la comunidad internacional “benevolencia” con sus compatriotas emigrados.

Urosa Sabino criticó al Gobierno de Nicolás Maduro que ha hecho que Venezuela viva “una situación muy grave y de crisis integral, política, social y económica”. Además, consideró fraudulentas las elecciones del pasado 20 de mayo, en las que Maduro fue reelegido presidente.

En sus palabras, también señaló su deseo personal y el del papa Francisco de ayudar en la relación entre Iglesia y Gobierno venezolano que “se encuentra muy deteriorada”.

Acuerdo económico entre la Diócesis de Minnesota y las víctimas de abusos sexuales

La Agencia de Noticias France-Press ha hecho público el monto económico que la Archidiócesis de Minnesota, (EE UU), pagará a las 450 víctimas de abusos sexuales cometidos por parte del clero de dicha Archidiócesis y cuyo importe asciende a 180 millones de euros.

El arzobispo, Bernard Hebda, declaró en rueda de prensa: “Estoy complacido por todas las víctimas sobrevivientes que valientemente se han presentado”. Y añadió: “Reconozco que la Iglesia los ha defraudado, lo lamento mucho”.

Por su parte, el abogado de víctimas, Jeff Anderson, explicó que el dinero se destinará a un fondo para pagar a los sobrevivientes y se determinará un monto para cada víctima.

Se trata del segundo pago más grande, en el país norteamericano, en relación con los abusos de sacerdotes. El primero lo tiene la Archidiócesis de Los Ángeles, que en 2007 pagó 565 millones de euros a 508 víctimas de abusos sexuales.

La Iglesia ecuatoriana se compromete a buscar justicia para las víctimas de abuso

Mediante un comunicado de prensa, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se comprometió a luchar contra los abusos sexuales a menores, tras las recientes denuncias a sacerdotes en Guayaquil y Cuenca.

La masiva manifestación que se celebró en la ciudad de Cuenca, el pasado 29 de mayo, bajo el lema ‘A romper el silencio. No más abuso infantil’ y la retirada en la catedral de la escultura del sacerdote César Cordero Moscoso, acusado de abuso sexual a menores, ha hecho que la Iglesia Ecuatoriana se pronuncie públicamente.

Expresamos nuestro rechazo a toda forma de abuso físico, psicológico y sexual contra menores, que pueda darse en las familias o en las instituciones públicas y privadas, por constituir grave delito que afecta a la persona en todas sus dimensiones. Asimismo, manifestamos nuestro profundo dolor frente a los hechos denunciados, ya sancionados o que se encuentran en proceso de investigación”.

El sacerdote acusado, de avanzada edad, ha recibido además las siguientes medidas cautelares impuestas por la Archidiócesis de Cuenca: no oficiar misa ante más de una persona, guardar silencio y obedecer los mandatos de la Iglesia.

Mientras, en Guayaquil, el portavoz de la Arcuidiócesis, César Piechestein, hizo un reconocimiento público sobre la existencia de “abusos cometidos por algún sacerdote”, ante los que siente “la misma indignación que cualquier ser humano”. Estas afirmaciones se produjeron tras las acusaciones de diez hombres contra el sacerdote Luis Fernando Intriago.

Noticias relacionadas
Actualizado
01/06/2018
Compartir