.


El papa Francisco irá a Palermo: un viaje marcado por Pino Puglisi, el cura antimafia

  • Bergoglio visitará el 15 de septiembre la capital de Sicilia en el 25 aniversario del asesinato del beato
  • El arzobispo Corrado Lorefice espera que la estancia del Pontífice sea un reconocimiento “a todos los mártires de la justicia”

El Papa durante la Eucaristía en Molfetta

“El Papa viene a reconocer a todos los mártires de la justicia”. El arzobispo de Palermo, Corrado Lorefice, está encantado con la visita que Francisco llevará a cabo el próximo 15 de septiembre a la capital siciliana y a la diócesis de Piazza Armerina, también situada en la mayor isla del Mediterráneo. El Vaticano publicó ayer, 28 de mayo, el programa de este viaje de una sola jornada que tendrá lugar el día del 25 aniversario del asesinato a manos de la mafia del sacerdote Pino Puglisi. Acabaron con él por enfrentarse a los miembros de la Cosa Nostra que controlaban el difícil barrio palermitano de Brancaccio donde tenía su parroquia. Cuando fueron a matarle en el día en que cumplía 56 años, dijo: “Me lo esperaba”. Lo contaron sus propios asesinos, quienes luego se arrepintieron y colaboraron con la justicia.  

El primer mártir de la Iglesia asesinado por el crimen organizado fue beatificado en mayo de 2013 y se le considera la “perla” del clero palerminato, según Lorefice. “Para nosotros es un gran honor que forme parte de nuestro presbiterio con su resplandeciente testimonio”, comentó el arzobispo de la capital siciliana en una entrevista con el Sir, la agencia informativa de la Conferencia Episcopal Italiana.

La mafia no es el único problema

Lorefice había pedido meses atrás a Francisco que viajara a Palermo el 15 de septiembre para recordar así la figura de Puglisi. El Pontífice presidirá una misa en su memoria en el Foro Itálico y visitará su parroquia y su vivienda. En la agenda también hay un almuerzo con detenidos e inmigrantes, un encuentro con jóvenes y otro con sacerdotes, religiosos y seminaristas.  

“El Papa viene a tocar los lugares en los que la vida corre el riesgo de no poder expresarse con toda su belleza y dignidad, donde hay pobreza y opresión de las fuerzas del mal”, explicó el arzobispo de la capital siciliana. “Viene por las heridas de nuestra isla. Nosotros sabemos cuáles son los problemas sociales que golpean nuestra ciudad, que no son sólo derivados de la mafia sino también de la subsistencia”.

Para Lorefice, la visita de Jorge Mario Bergoglio será también un reconocimiento a “todos los mártires de la justicia”, entre ellos los célebres magistrados antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, asesinados por la Cosa Nostra. “Está claro que quien da la vida por los otros, aunque no tenga la misma fe cristiana, forma parte de la obra salvífica que se completa en la Pascua de Jesús”.

Noticias relacionadas
Compartir