.


Colombia está lista, y el Papa no se andará con paños calientes

bandera papa Francisco viaja a Colombia días previos de la visita

Ni el futbol (el día 5 jugaba Colombia contra Brasil para conquistar un puesto en el Mundial que tendrá lugar en Rusia en 2018) ha logrado arrebatar al Papa las primeras páginas de los periódicos. Además de su portada, El Tiempo, el más influyente de los periódicos de este país, le dedicaba a Francisco tres páginas completas.

Apenas he puesto el pie en Bogotá, se percibe que “Colombia está lista”, como dijo el presidente Juan Manuel Santos, y que la población, católica en su inmensa mayoría, espera con curioso interés el mensaje de “paz con fraternidad” que trae desde Roma Bergoglio.

Sin entrar demasiado a fondo en los entresijos que han precedido al viaje colombiano del Papa argentino –que han sido muchos más de los que han trascendido a la opinión pública–, hay que recordar que ya hace dos años en La Habana Francisco advirtió que “no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”.

Era aquel un momento en que estuvieron a punto de naufragar las negociaciones entre las FARC y el Gobierno colombiano para poner fin a la guerra civil que se ha llevado por delante decenas de miles de muertos y centenares de miles de personas obligadas a abandonar sus hogares. El llamamiento del Papa desbloqueó el ‘impasse’. Es más, el Papa insistió en que para llegar a “un día sin ocaso de concordia” era imprescindible respetar “la institucionalidad y el derecho nacional e internacional”.

Pero el acuerdo de paz no ha resuelto del todo el nudo del problema porque, como recordaba El Tiempo en un artículo, “las diferencias políticas y la profunda división que quedó entre quienes apoyan el acuerdo de paz y quienes se oponen a este tienen a Colombia sumida en aguas de confrontaciones”.

Francisco no se andará con paños calientes. Se verá en el discurso que pronuncie el jueves por la mañana en el Palacio Presidencial Casa de Nariño ante las autoridades de la nación y el cuerpo diplomático.

Noticias relacionadas
Compartir