.


Chesterton

Así me convertí: G. K. Chesterton

  • Tras una juventud agnóstica y praticar el espiritismo, acabó defendiendo el anglicanismo en lo teórico
  • Su conversión llegó al conocer al padre O’Connor, viviendo una fe plena y bautizándose católico