Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Instituto de la Familia de la Universidad Pontificia de Comillas

Robert Indiana, la cruz del amor


Compartir

Anteriormente, hemos mostrado el origen espiritual y religioso de uno de los iconos más importantes del arte Pop, el ‘LOVE’ de Robert Indiana (1928-2018). Ese patrón que prácticamente se ha convertido en universal, tuvo su origen en un tema al que Indiana estaba íntimamente unido, el ‘Dios es Amor’, que expresó en su obra como ‘El Amor es Dios’. La obra ‘LOVE Cross’ (Indiana, 1968) profundiza en este tema que se había ya convertido en el tema de su carrera artística. Indiana ahonda en la naturaleza espiritual del amor.

La pintura fue comisionada para el Pabellón Ecuménico de la Santa Sede en la Exposición Mundial 1968 celebrada en San Antonio. La obra creada por Indiana tuvo máximo impacto al constituir el póster oficial del vaticano en esa exposición universal.

El encargo había sido donado por el matrimonio John y Dominique de Menil. John de Menil (1904-1973) emigró de la Francia ocupada a Estados Unidos, donde se nacionalizó y alcanzó un gran éxito en la industria petrolífera internacional. Procedente de una familia católica francesa, se casó con Dominique, matemática y física por la Sorbona. El matrimonio financió una gran cantidad de iniciativas tanto artísticas y culturales, como causas de los Derechos Civiles y sociales.

Esta es una de las obras de mayor formato que realizó Indiana, supera los cuatro metros y medio. Los fuertes colores le imprimen una voluntad de impacto en el espectador, atraen su mirada. Las diferentes posiciones de las letras crean un efecto hipnótico que de nuevo atrapan a quien la mira. La cruz del amor está formada por cinco paneles. En el medio nos encontramos la palabra tal como la había mostrado en el patrón típico de Indiana. Está en el centro de la cruz y da un mensaje directo, sin ambigüedades, legible. Como en un icono, Indiana es fiel al patrón originario, que una y otra vez repite con variaciones que no alteran el estándar.

El travesaño horizontal de la cruz se lee hacia la derecha, el lugar del Buen Ladrón, San Dimas. Lee al revés la misma palabra e inclina la cruz hacia su derecha. La cruz no es equidistante sino que se compromete en una dirección, la del amor entre los hombres, expresada en esa compasión entre los condenados a muerte de cruz.

El travesaño superior tiene, en cambio, un movimiento ascendente, se lee de abajo a arriba. La cruz se eleva igual que la mirada de Cristo al Padre, sin entender pero entregado por puro amor. Los cuatro paneles externos están colocados inversamente al quinto panel central. Las letras no solamente se leen hacia la derecha y arriba, sino que se leen al revés. Se leen, por así decirlo, desde el reverso de la cruz, desde aquellos personajes que estaban al otro lado de la cruz. De ese modo, la cruz no solamente pronuncia la palabra amor hacia su derecha sino hacia atrás, a los personajes que están en la sombra de la historia.

La asociación de cruz y amor decanta lo que Indiana entiende por este último. Su trabajo, aunque adopte la estética pop, está lejos de ser superficial o aludir a un amor banal, de sensibilidad superflua o hedonista. Su expresión del amor se refiere a una dimensión humanista y universal, conocedora de los trabajos, pasiones y celebraciones del amor. A la vez que el amor tiene el rojo de la pasión, aparece como una celebración colorista, sobre el azul del cielo que le da trascendencia, hayamos un componente festivo.

Cruz y amor se unen con extrema facilidad en esta obra de Indiana, se refuerzan y enriquecen mutuamente. Efectivamente, el rojo del amor es el color litúrgico de la pasión y el martirio. Se nota en Indiana los años que estuvo trabajando para el deán de la catedral neoyorquina de Saint John the Divine, el obispo James Pike. Precisamente el texto que estuvo mecanografiando para él era un estudio teológico sobre el amor, conectado con la pasión y resurrección de Cristo. Es posible que en esta obra realizada para la Iglesia católica, ‘LOVE Cross’, la larga reflexión sobre el amor de Robert Indiana es donde haya alcanzado su cima.

Referencias

  • Diamonstein, Barbarelee (1979) Inside New York’s Art World. Nueva York: Rizzoli International Publications.
  • Indiana, Robert (1953) Pilatos lavando sus manos. Destruido. Website oficial de Robert Indiana. http://robertindiana.com/works/1018/
  • Indiana, Robert (1964) Love is God. Óleo. 172,7 x 172,7 cm.
  • Indiana, Robert (1965) LOVE. Tarjeta de Navidad. Nueva York: Museum of Modern Art, MOMA.
  • Indiana, Robert (1967) LOVE. Litografía. 86,3 x 86,3 m. Nueva York: Museum of Modern Art, MOMA.
  • Indiana, Robert (1968) Love Cross. Óleo. 457,2 x 457,2 cm. Houston: The Menil Collection.
  • Indiana, Robert (1969) Halleluiah. Acrílico sobre lienzo. 152,4 x 127 cm. Houston: The Menil Collection.
  • Indiana, Robert (1969-a) Jesus Saves. Óleo. 86,4 x 86,4 cm.
  • Indiana, Robert (1970) LOVE. Escultura de acero corten. 370 x 370 x 180 cm. Indianápolis: Indianapolis Museum of Art.
  • Indiana, Robert (1972) Jesus Saves. Óleo. Washington D.C.: National Gallery of Art.
  • Indiana, Robert (1976) LOVE. Aluminio policromado. 244 244 x 122 cm. Philadelphia Love Park.
  • Indiana, Robert (1997) Eva. Madera. 383,5 x 91,4 x 87,6 cm. Morgan Art Foundation. Website oficial de Robert Indiana. http://robertindiana.com/works/eve/
  • Indiana, Robert (2015) AMOR. Aluminio policromado. 244 244 x 122 cm. Philadelphia Sisters Cities Park.
  • Indiana, Robert (2018) Love is God Making. Gary Lichtenstein Editions. https://www.gleatmana.com/robert-indiana-love-is-god
  • Kelly, Ellsworth (1963) Red Blue Green. San Diego: Museum of Contemporary Art San Diego, MCASD.