Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Director de la Cátedra Amoris Laetitia

Congelados en la frontera


Compartir

Durante la pandemia, la mayoría hemos tenido experiencias de quedarnos congelados en la pantalla mientras estábamos en videoconferencias. Cuando te congelas, tu imagen se para, no puedes comunicar, tratas de salir del programa y no puedes, uno se siente impotente, no puedes retroceder ni adelantar, parece que lo único posible es salirse del sistema, apagar y volver a encender.



Hay otros congelados a los que todo se les apaga y ya no pueden volver. Hablamos de vidas congeladas, paradas en las fronteras. O también de situaciones más trágicas en las que las vidas se quedan totalmente congeladas. Una tragedia en la frontera canadiense nos da para pensar que donde se impide que haya fronteras porosas, se generan fronteras mafiosas. 

Esperando la nada en la nada

Cerca de la célebre Fargo, en Dakota del Norte, una familia de la India, con dos niños, falleció congelada en la frontera entre Canadá y Estados Unidas tras ser abandonada por un traficante de migrantes en medio de una tormenta de nieve. Un episodio tan trágico como éste es la primera vez que sucede en la frontera canadiense, pero hay pruebas, como esta, de que existe un tráfico intermitente, pero continuo.  

La tragedia sucedió el miércoles 19 de enero de 2022. La Policía Montada del Canadá detuvo en una pista rural a un traficante estadounidense llamado Steve Hand —47 años, originario de Jamaica—, quien conducía una furgoneta de quince plazas en la que iban dos indios (Lauritsen, 2022). En esos momentos había una ventisca de nieve y el traficante había decidido no ir a buscar a otros nueve indios a los que se había comprometido a recoger (Garger, 2022). Al ser arrestado, el traficante trató de fingir que era un conductor de Uber y estaba realizando un servicio a aquellos ciudadanos indios (McCarten, 2022).

frio, invierno

A corta distancia, la misma policía hallo a otros cinco ciudadanos de la India que esperaban bajo una intensa tormenta de nieve a que el traficante los recogiera. Habían caminado once horas bajo la nieve hasta alcanzar a aquel punto y estaban al borde la hipotermia –tres de ellos fueron hospitalizados–. Uno de ellos estaba en posesión de una mochila infantil con ropa y juguetes, y ante las preguntas de los agentes, reconoció que pertenecían a una niña de una familia de la que desafortunadamente se habían separado en la confusión creada por la nieve.  

Poco tiempo después, la Policía Montada encontró cerca de Emerson (Manitoba), pocos metros antes de la frontera canadiense, a la familia que se había separado del grupo. Es la zona de Fargo, que tan familiar se nos ha hecho a través de la película y la serie de nuevo cine negro. Inmensas llanuras cubiertas en invierno de hielo.

Los padres perecieron y aparecieron tumbados y abrazados a su bebé en medio de esa extensa tierra esteparia, cubiertos por una capa de nieve. Sola, a diez metros de distancia, una niña de unos diez años también estaba congelada (Bergen, 2022). La temperatura ambiente era de 35 grados centígrados bajo cero.

La familia Patel

La familia tenía y tiene nombre. Se trata de Jagdish Patel y Vaishailben Patel –de 39 y 37 años, respectivamente– y sus hijos Vihangi, de once años y Dharkmik, de tres (Gagdekar y Honderich, 2022). La familia Patel procedía de Dingucha, una pequeña localidad de Gujarat ­—la región más al oeste de la India—. La aldea tiene 732 casas en las que viven 3.284 habitantes, entre ellos todos los parientes de los Patel. Fueron ellos quienes informaron a BBC de que los Patel habían entrado a Canadá por Toronto con visas turísticas el doce de enero y luego los traficantes a quienes se confiaron les indicaron que viajaran a la provincia de Manitoba. Hacía cinco días que los parientes no tenían noticias de ellos y ya habían comunicado la situación a las autoridades del ministerio de Exteriores de la India, aunque nadie movió nada por ellos (Gagdekar y Honderich, 2022). 

El jefe de la patrulla, el agente Anthony S. Good, se mostró horrorizado ante los medios: “A los contrabandistas no les importa la vida humana. Solo les importa el dinero que van a ganar”, declaró (Lauritsen, 2022). Steve Shand ha sido liberado bajo condición de no salir de su vivienda de Florida, hasta que sea convocado por un tribunal donde será juzgado por los hechos (McCarten, 2022).

Tiempo muerto

En las fronteras el tiempo es curvo, se vuelve más lento, incluso parece detenerse. Para quien se pierde en la frontera parece que está en tiempo muerto y para los demás el tiempo pierde toda su prisa, no nos sentimos urgidos. La tierra no es plana, pero el tiempo puede ser redondo, un bucle del que no se puede salir, en el que uno queda congelado. Las fronteras son lugares de tiempo muerto, se convierten en laberintos que cada vez hacemos más intrincados, en donde los traficantes se convierten en minotauros que se comen tu dinero y, si pueden, a ti.

El congelamiento de la familia Patel, muy especialmente de sus niños Vihangi y Dharkmik, impacta sobre la conciencia de quienes hemos perdido el tiempo respecto a los migrantes que se aglomeran en las fronteras. No hay más migrantes que antes cuando millones de irlandeses, gallegos o judíos migraron masivamente, es el mundo el que ha cerrado más las fronteras y se resiente de un flujo que la humanidad ha necesitado para crear, unirse y progresar.

Congelar las fronteras va en contra de la porosidad que necesitan para estar vivas. Donde hay fronteras porosas hay riqueza. Congelarlas empobrece y genera zonas de criminalidad y tráfico inhumano. La impermeabilización de las fronteras parece que quisiera congelar un tiempo pretérito en el que los países eran homogéneos, cuando, en realidad, los periodos más pobres y desalentadores de los países corresponden con el hermetismo de sus fronteras. Donde se impide que haya fronteras porosas, se generan fronteras mafiosas. 

En esas fronteras congeladas –por las concertinas, los muros, las vallas, el desolador desierto o el crudo invierno, o la exposición a bandas criminales las vidas quedan congeladas y literalmente así fue con los cuerpos de la Familia Patel.

Referencias

  • Lauritsen, Juan (2022). ‘These people are victims’: border patrol agent speaks out after 4 die at Canadian border. CBS Minnesota, 24 de enero de 2022.
  • McCarten, James (2022). Florida man charged in Canada-U. S. human-smuggling scheme freed on appearance bond. The Canadian Press, 24 de enero de 2022.
  • Bergen, Rachel (2022). Florida man charged in Canada-U.S. human-smuggling scheme at Manitoba border to be released from custody. CBC, 24 de enero de 2022.
  • Gagdekar, Roxy & Honderich, Holly (2022). Family who died in freezing cold by US-Canada border identified. BBC, 30 de enero de 2022.
  • Garger, Kenneth (2022). Florida man charged after four people found frozen to death at Canada-US border. New York Post, 20 de enero de 2022.