Tres Provincias Eclesiásticas de México retoman el precepto de la misa dominical

Tlanepantla, Toluca y México aseguran que lo más difícil de la pandemia ha pasado, por lo que a partir del 4 de septiembre se levantará la dispensa que tenían los fieles del precepto de la misa dominical

A partir de este 4 de septiembre en las Provincias Eclesiásticas de México, Tlalnepantla y Toluca -que concentran 16 diócesis- se retomará el precepto de la misa dominical, así como la asistencia a todas las solemnidades prescritas en el Derecho de la Iglesia.



En un comunicado firmado por los arzobispos Primado de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes; de Tlalnepantla, José Antonio Fernández Hurtado y de Toluca, Raul Gómez González, se señala que lo más difícil de la pandemia ha pasado, el acceso a la vacuna se ha ampliado y las actividades han vuelto a la normalidad.

Por ello -manifiestan- las circunstancias de este tiempo “nos apremian a los creyentes a revalorar el sentido del Domingo. Sabemos que el encuentro con Cristo lleva a elevar la apreciación de la Santa Misa, así como su proyección en la vida. La normativa de la Iglesia no tiene otro propósito que puntualizar, de manera vinculante, la grandeza de la celebración de la Santa Misa“.

Asimismo, respecto a la forma de recibir la Sagrada Comunión, apuntaron que será en la boca o en la mano, conforme lo soliciten los fieles, cuidando en ambas modalidades el profundo respeto a la Sagrada Eucaristía y la oportuna prudencia sanitaria.

¿Y para los ancianos o enfermos?

El comunicado señala que en el caso de las personas mayores y quienes se encuentren enfermos, así como quienes los cuidan, están dispensadas de este precepto.

Exhortan a los sacerdotes que acompañen y orienten a los fieles a vivir y revalorar la Santa Misa como centro y raíz de la vida cristiana, “sabiendo que Dios nos asistirá con su gracia, bendiciéndonos solícitamente con frutos de santidad en la Iglesia”.

Cabe recordar que fue en marzo de 2020 cuando, debido a la pandemia de Covid-19 y el creciente número de contagios, obispos del país anunciaron la dispensa a los fieles de asistir a la misa dominical y fiestas de guardar, en tanto durara la emergencia sanitaria, así como la disposición de que se diera en la mano y no en la boca.

Las fiestas de precepto a las que los fieles mexicanos están obligados a participar son el 1 de enero, Solemnidad de Santa María, Madre de Dios; el jueves posterior a la Solemnidad de la Santísima Trinidad, para la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo; el 13 de diciembre, Nuestra Señora de Guadalupe y el 25 de diciembre, Solemnidad de la Natividad del Señor.

Noticias relacionadas
Compartir