El papa Francisco avala al cardenal Osoro en su investigación sobre las fundaciones de Madrid

El Papa ha respaldado al cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en las medidas adoptadas para frenar en seco el escándalo mediático generado por la gestión de las fundaciones civiles vinculadas a la archidiócesis de Madrid.



De esta manera, el purpurado logra el aval del Santo Padre para “llegar hasta el final” -tal y como pretende Osoro- tras la sospecha de posibles irregularidades en la toma de decisiones sobre la compraventa de algunos bienes como la parroquia madrileña de San Jorge, una residencia o viviendas pertenecientes a fundaciones como Santísima Virgen y San Celedonio, y Fusara.

Todas estas cuestiones se pusieron ayer sobre la mesa, cuando Francisco al purpurado en la audiencia que le concedió el viernes, un encuentro en el que también participaron el obispo auxiliar José Cobo y el responsable del equipo investigador, Javier Belda.

Osoro quería hacer partícipe al pontífice del trabajo que se viene realizando desde que en octubre de 2019 David López Royo dejara su cargo como delegado episcopal de Fundaciones de la Archidiócesis de Madrid. Fue entonces cuando se constituye una comisión, bajo la supervisión del obispo auxiliar José Cobo, para que actúe como órgano colegiado para consensuar las decisiones que se tomen sobre las fundaciones y analizar su realidad, puesto que el runrún sobre una cuestionable gestión de las fundaciones era cada vez mayor.

El pasado verano, el cardenal decretó una auditoría y solicitó a la Santa Sede colaboración y asesoramiento para acometerla con todas las garantías posibles. Tras varios meses de trabajo y con toda la información recopilada, el arzobispo de Madrid ofreció ayer tanto al Papa como a Secretaría de Estado las conclusiones de la primera fase de la investigación.

De la misma manera, Osoro adelantó al Papa los pasos a seguir en una segunda fase de trabajo que, según informan desde el arzobispado de Madrid, para por “la exigencia de responsabilidades, un nuevo sistema de trazabilidad y monitorización en las fundaciones vinculadas con la diócesis, y una auditoria general que abarcará los últimos 20 años”.

Noticias relacionadas
Compartir