Decisión histórica por el coronavirus: el Vaticano suspende la Semana Santa con público

La pandemia del coronavirus no está ni mucho menos encauzada en Europa. Solo en Italia hay más de 21.000 contagiados y los fallecidos se acercan a los 1.500. De ahí se desprende el comunicado emitido por la Prefectura de la Casa Pontifica en el que explica que “debido a la actual emergencia sanitaria, todas las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa se llevarán a cabo sin la presencia física de fieles”. Se trata de una decisión sin precedentes en la historia de la Iglesia universal.



En una escueta nota, el organismo vaticano responsable de la agenda del Papa, simplemente explica que “hasta el domingo 12 de abril de 2020 las audiencias generales del Santo Padre y la recitación de la oración mariana del `angelus’ de los días domingo, serán transmitidas solo vía “streaming” a través del sitio oficial de Vatican News”. También continuarán las misas cotidianas de Santa Marta.

Las celebraciones que el Papa presidirá a puerta cerrada son la del Domingo de Ramos el 5 de abril; la de Jueves Santo el día 9; Viernes Santo el 10 y el posterior Vía Crucis en el Coliseo Romano; la del Sábado Santo de Vigilia Pascual, y el Domingo de Resurrección con la tradicional bendición ‘Urbi et Orbi’.

Noticias relacionadas
Compartir