.


El papa Francisco se opera de cataratas… para vernos mejor

El Pontífice se sometió a la intervención con éxito y ya puede ver la realidad con una mirada renovada

El Papa Francisco, riéndose

El papa Francisco se operó de cataratas hace unos meses. Lo hizo en absoluto secreto. La intervención tuvo lugar en la clínica Pío XI de Roma, según publica hoy Il Messaggero. El diario italiano no ha dado con el día concreto, pero se cree que pudo ser el pasado julio, cuando Jorge Mario Bergoglio limitó su siempre abultada agenda.



El propio Jorge Mario Bergoglio anunció el jueves santo de 2018, durante su visita a la cárcel romana de Regina Coeli para limpiar los pies a los presos, que al año siguiente tenía que someterse a una operación para curar unas cataratas.

“Una mirada nueva”

“Una mirada nueva hace bien porque a mi edad, por ejemplo, llegan las cataratas y no se ve bien la realidad. El próximo año debo operarme”, dijo entonces a los internos.

El Pontífice, que el 17 de este mes cumplirá 83 años, pretendía operarse para sanar esta dolencia, que implica una opacidad en el cristalino del ojo y que es una de las causas más frecuentes de pérdida de visión en las personas de avanzada edad. La operación es relativamente sencilla y tiene una recuperación muy rápida (se realiza con láser y dura unos 20 minutos).

Afortunadamente, la operación salió bien y no hubo complicaciones. Así, el Papa puede ver hoy la realidad con una mirada renovada.

Noticias relacionadas
Compartir