.


La fiscalía pide la captura internacional para el exobispo de Orán, Gustavo Zanchetta

  • El prelado tiene dos causas judiciales por desmanejo de fondos y por abuso sexual simple agravado
  • Ante la falta de respuesta de los requerimientos judiciales, la fiscal ha decretado la orden

En 2016, cinco sacerdotes de la diócesis de San Ramón de la Nueva Orán (provincia de Salta) asentaron distintas denuncias contra el obispo Gustavo Zanchetta, por desmanejos económicos y estafa al Estado, abuso de poder y acoso sexual a seminaristas.

Ante estas acusaciones, el 31 de julio del año 2017, Zanchetta presenta la renuncia como obispo, argumentando problemas de salud. En diciembre de ese año, el Papa lo nombra consejero para la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica (APSA), en la ciudad de Vaticano.

En cuanto a sus causas judiciales en la Argentina, en agosto pasado, el juez Claudio Parisi, levantó las restricciones y le otorgó un permiso especial para volver al Vaticano, aunque allí lo suspendieron de sus funciones. Ahora, la fiscal penal por la causa contra la integridad sexual, María Soledad Filtrín Cuezzo, solicitó la captura internacional por la rebeldía del exobispo. La justificación de esta medida tiene que ver con la falta de respuesta de Zanchetta, ante los requerimientos judiciales.

Fundamentos de la Fiscalía

Según la Fiscalía, el imputado no responde los correos electrónico ni las llamadas telefónicas brindados oportunamente, con lo cual no puede ser notificado del acto procesal. Filtrín Cuezzo ya se había opuesto al levantamiento de las medidas restrictivas por su evidente falta de voluntad de someterse a los llamamientos judiciales. Es más, presentó los trámites que realizaron ante la Nunciatura Apostólica, en Buenos Aires, para que el exobispo compareciera.

En el mes de julio, Filtrín Cuezzo requirió la elevación a juicio contra el religioso,  Allí, a los elementos probatorios de la investigación, sumó los resultados de las pericias psiquiátricas y psicológicas realizadas por profesionales, con contralor de la profesional de la defensa.

Según el informe psiquiátrico, Zanchetta presenta personalidad con rasgos psicopáticos: manipulación, emociones superficiales, escasa capacidad empática. No presenta psicosis, ni trastorno mental que altere la relación con la realidad. Comprende y discierne actos socialmente reprochables. En sus vínculos, ejerce el poder sobre el otro y se relaciona en forma dispar.

Cabe acotar que la causa por abuso sexual simple agravado, en perjuicio de dos víctimas, avanza. Ya fue conformado un Tribunal Colegiado que presidirá el mismo; solo se espera la confirmación de fecha de realización del juicio.

Noticias relacionadas
Compartir