El Vaticano sabía de los abusos de Zanchetta desde 2015

  • El exvicario general de la diócesis de Orán desvela que informó dos veces a la Santa Sede de las fotos eróticas y de la conducta inapropiada del obispo argentino
  • El rector del seminario contó los “acosos y conductas inadecuadas” cometidas por el prelado con los seminaristas, que sufrieron situaciones “que le parecían graves”

Zanchetta

El ‘caso Zanchetta’ se complica. Aunque el pasado 4 de enero el portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, aseguró que Roma no supo hasta el pasado otoño de las acusaciones por presuntos abusos sexuales cometidos por el obispo argentino Gustavo Óscar Zanchetta, su vicario general cuando estuvo al frente de la diócesis de Orán, José Manzano, informó al Vaticano de su conducta en 2015 y en 2017.

En una entrevista con el diario argentino ‘El Tribuno’ junto a la agencia AP, Manzano relató que él y otros dos eclesiásticos de la diócesis mandaron por primera vez a la Santa Sede un informe en 2015 en el que se informaba de los fotos eróticas o con actitudes fuera de lugar que se había tomado Zanchetta. “Eso nos preocupó y nos despertó la alerta, también otras conductas de abuso de poder. Nos pareció inapropiado y peligroso”, declaró Manzano a los citados medios.

Autoritarismo

Aunque el sacerdote argentino consideró al Papa “una víctima más” del polémico prelado, que se confesaba con él cuando era cardenal y se considera su “hijo espiritual”, la polémica salpica al propio Pontífice. El de Zanchetta como obispo de Orán fue uno de los primeros nombramientos de Francisco tras su llegada al solio pontificio.

En este territorio argentino fronterizo con Bolivia, Zanchetta mantuvo un duro enfrentamiento con el clero local, por lo que se vio obligado a dimitir. Según la declaración oficial del Vaticano de principios de enero, fueron esas “acusaciones de autoritarismo” las que propiciaron su marcha.

Asesor del APSA

Tras pasar un tiempo de retiro en España, donde habría mantenido contacto con el sacerdote jesuita Germán Arana, al que el Papa también confió otro obispo problemático como el chileno Juan Barros, Zanchetta obtuvo un nuevo cargo de confianza del Pontífice. A finales de 2017 fue nombrado asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), el organismo que gestiona los bienes inmobiliarios de la Santa Sede, valorados en más de 3.000 millones de dólares.

El polémico prelado argentino está suspendido temporalmente de este cargo al menos desde principios de año, cuando la Santa Sede informó de la apertura de una investigación por haber presuntamente cometido abusos sexuales.

Seminarista abusado

Manzano desveló que el rector del seminario diocesano le informó de “acosos y conductas inadecuadas” cometidas por el obispo. También le dijo que había casos de “abusos sexuales” y que se produjeron situaciones “que le parecían graves”. La madre de un antiguo seminarista confirmó que su hijo le había confesado que Zanchetta había abusado de él.

La explosión del ‘caso Zanchetta’ llega a un mes de que se celebre en el Vaticano la conferencia sobre pederastia a la que están convocados los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo. Con esta cita, Bergoglio pretende marcar un punto de inflexión en la lucha contra los abusos sexuales a menores cometidos por eclesiásticos.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/01/2019
Compartir