.


Migrantes con Derechos empuja a la Iglesia a “denunciar con rotundidad la cultura de la indiferencia”

  • La red intereclesial se ha reunido en su VI Sesión de Trabajo ‘Frontera Sur’, celebrada en Málaga
  • “Mientras la ciudadanía, y especialmente los cristianos y cristianas, no reivindiquemos un trato más justo y humano hacía estas personas, nuestros Gobiernos no se van a inquietar”

Migrantes

Expertos de las organizaciones que integran en España la red Migrantes con Derechos –Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, y la Comisión Episcopal de Migraciones— han participado hoy, 19 de noviembre, en la VI Sesión de Trabajo ‘Frontera Sur’, celebrada en Málaga. Una cita anual en la que se comparten líneas de trabajo y experiencias sobre los retos que plantea la movilidad humana a ambos lados del Estrecho.

Estos encuentros anuales de Migrantes con Derechos comparten el objetivo de fortalecer los lazos y las relaciones entre las distintas comunidades eclesiales presentes en la Frontera Sur. Para ello, en primer lugar, se busca mejorar el conocimiento de lo que ocurre con la movilidad humana forzada ese territorio, pero, además, se quiere aportar posibilidades de trabajo conjunto en la defensa de los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

“El mayor reto que tenemos como Iglesia es superar la ‘cultura de la indiferencia'”, ha subrayado la organización del encuentro, pero “no sólo la indiferencia de nuestros Gobiernos, sino también la de la ciudadanía”. Ante esto, “la Iglesia tiene que continuar denunciando con rotundidad que no quiere ni puede acostumbrarse a estos hechos. Pero mientras la ciudadanía, y especialmente los cristianos y cristianas, no reivindiquemos un trato más justo y humano hacía estas personas, nuestros Gobiernos no se van a inquietar”, han añadido.

Integrar y cohesionar

Para desarrollar la primera de las sesiones, los participantes han abordado las respuestas que se están dando a través de los procesos de integración y cohesión social. Lo han hecho bajo el lema ‘¿Cómo hablar de integración hoy en la Frontera Sur?’, en una mesa redonda en la que han intervenido representantes de la Red Intraeclesial de Canarias y las Delegaciones de Migraciones de Cádiz y Melilla. Asimismo, se han analizado las prácticas más relevantes de “criminalización de la solidaridad”, con objeto de aportar una propuesta de intervención como Iglesia.

Gabriel Leal, delegado episcopal de Cáritas Málaga, ha sido el encargado de clausurar el encuentro. Además, ha transmitido a todos los participantes el saludo del obispo de la diócesis anfitriona, monseñor Jesús Catalá, que no has podido presidir las sesiones debido a su participación en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, que se celebra estos días en Madrid.

Noticias relacionadas
Compartir