.


El Salvador se vuelca con los mártires de la UCA: “Nos mueven a la acción hoy”

  • Miles de salvadoreños reivindican la memoria y piden justicia en la vigilia del 30º aniversario del asesinato de los jesuitas
  • El cardenal Michael Czerny participa en los actos: “Soñaron con una Iglesia vibrante comprometida con los excluidos”

El Salvador no olvida, pero tampoco permanece anclada al pasado. El recuerdo de los mártires de la UCA (Universidad Centroamericana José Simeón Cañas) en el 30 aniversario de su asesinato se ha convertido en una renovación del compromiso eclesial en la defensa de los derechos y libertades del pueblo salvadoreño.

Así se ha puesto de manifiesto en todos los actos que se han celebrado a lo largo de este fin de semana en el país en memoria de los seis sacerdotes y las dos mujeres fallecidas:  los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Amando López y Juan Ramón Moreno; el salvadoreño Joaquín López; así como la trabajadora de la UCA Elba Ramos, y su hija de 16 años, Celina Ramos.

Llamada a la acción

“Están en nuestro recuerdo. No podemos olvidarlos. Nos mueven a la acción, nos ayudan a trabajar por las mismas causas”, apuntaba el actual rector de la UCA, el jesuita Andreu Oliva, durante la vigilia del sábado y el ya tradicional viacrucis de los farolitos en la que participaron miles de salvadoreños, en el que se rezó por las víctimas de la migración.

Oliva partió de la denuncia social que encarnaban aquellos jesuitas, para ejercer de altavoz en el presente ante la política de Donald Trump: “¿No es odio negar el derecho al agua a todo el pueblo? ¿No es odio pagar un salario mínimo que no alcanza para vivir dignamente? ¿No es odio a los migrantes detenerlos en las fronteras como en campos de concentración?”. En esta misma línea, dejó caer cómo “nos dicen que no nos debemos preocupar por los pandilleros, que no importa que se mueran en las bartolinas y en los centros penales… Pero ¿acaso no son ellos nuestros hermanos?”.

Un mundo injusto

Hasta El Salvador se desplazó el que fuera director del Instituto de Derechos Humanos y rector de la UCA, el cardenal Michael Czerny, que a través de su cuenta de Twitter: “Mis seis hermanos jesuitas, y Elba Julia Ramos, Celina Ramos, junto con Rutilio Grande y San Oscar Romero, a menudo pienso en ellos, que soñaron con una Iglesia vibrante comprometida a acompañar a los excluidos y a todos aquellos que este mundo injusto descarta”.

El Gobierno español se hizo presente a través del  secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica de España, Juan Pablo de Laiglesia. De Laiglesia calificó de “terrible crimen” lo sucedido hace tres décadas y con su presencia reiteró la voluntad del Ejecutivo socialista de respaldar todas las iniciativas que estén a su alcance para que se haga justicia.

Miles de salvadoreños conmemoran el aniversario de la masacre de la UCA/EFE

Miles de salvadoreños conmemoran el aniversario de la masacre de la UCA/EFE

No en vano, a pesar de que en este tiempo, la ejecución que tuvo lugar en la madrugada del 16 de noviembre de 1989 ha sido catalogada como crimen de lesa humanidad, todavía sigue sin enjuiciarse a los autores intelectuales de la masacre. La reapertura del caso hace un año ha hecho rebrotar signos de esperanza frente a la impunidad enquistada.

En el marco de esta conmemoración, el congresista estadounidense demócrata James McGovern criticó la ley de reconciliación nacional salvadoreña que se encuentra en plena tramitación parlamentaria por dar la espalda a las víctimas: “Avanzar en esta ley sin hablar con víctimas y grupos de derechos humanos sería una injusticia terrible”.

Noticias relacionadas
Compartir