.


Jaime Mayor Oreja: “El objetivo de nuestros adversarios es una nueva imagen del ser humano”

Jaime Mayor Oreja, ex ministro popular y presidente de la Federación Europea ‘One of Us’, ha comenzado su conferencia en el XXI Congreso de Católicos y Vida Pública haciendo memoria de sus estudios en un colegio marianista del País Vasco, donde tuvo compañeros que pertenecieron a ETA, pero también otros que fueron asesinados por la organización terrorista. “Todos teníamos una asignatura que se llamaba Formación del Espíritu Nacional”, ha recordado, “y a lo que me refiero con esto es a que esa educación reglada no fue determinante para esos alumnos de colegio”.

“La formación no solo está determinada por leyes, reglamentos o libros de texto, ni siquiera, a veces, por la familia. Nada de esto puede evitar la influencia del ambiente cultural que, por muchos motivos, se instala en nosotros”, ha añadido. Y es que, para Mayor Oreja, basándose en la conferencia del cardenal Sarah del pasado 7 de noviembre en la presentación del Congreso. En ella, el purpurado “nos aproximaba a nuestra realidad con un ejemplo magistral: un acuario con peces a los que regularmente se les da comida buena, pero el agua está sucia. Así, los peces se envenenan poco a poco y mueren”.

“Eso es lo que pasa en colegios y universidades, y es lo que les pasó a mis compañeros de colegio”, ha apostillado. “No podemos limitarnos a dar de comer a los peces del estanque”. Así, Mayor Oreja ha defendido que lo esencial es desenmarañar qué es lo que ha producido “ese envenenamiento”, ya que, “en las últimas décadas no hemos padecido ni la extrema derecha, ni la extrema izquierda, sino el extremo desorden”. “Hemos perdido las referencias morales” y la ideología de género y “el silencio con el que se está implantando en la educación, es el paradigma de lo que estoy afirmando”.

Crisis de valores

Sin embargo, el político se ha mostrado convencido de que “no estamos siendo capaces de diagnosticar la enfermedad que nos envenena, y por eso desde la política se dan palos de ciego”. Se trata, más bien, de “una crisis de civilización, de falta creciente de principios y valores, de fe”. Una crisis en la que está en juego “la verdad” y, en consecuencia, “prevalece la mentira, porque es más cómoda”. “La verdad está en desuso porque primero hay que buscarla”, ha matizado.

“Buscamos siempre lo más cómodo”, ha continuado. Por ejemplo, “es más cómodo pensar que el aborto es la colisión de dos derechos, que pensar en la verdad, que es la colisión entre el derecho de la persona que va a nacer con la responsabilidad de unos padres que han actuado libremente”. Para Mayor Oreja es, además, “más cómoda la reproducción artificial que promover la verdadera paternidad humana”, así como es más fácil “abrazar el relativismo de que la libertad nos hará verdaderos que las palabras de Jesús de que la verdad nos hará libres”.

Contra la ideología de género

“Es más cómodo”, ha continuado, “defender el medio ambiente, que sin duda hay que hacerlo, pero partiendo de la defensa de la naturaleza humana”. “El objetivo de nuestros adversarios es una nueva imagen del ser humano”, ha apostillado, “que comenzó con la legalización del aborto”. Y esta es, precisamente, el “agua de la pecera”, una “moda dominante que maleduca a nuestra sociedad, que tiende hacia el totalitarismo, y que pretende reemplazar los valores cristianos de la civilización occidental con la nada”.

“La obviedad de que un hombre es un hombre y una mujer es una mujer, con los mismos derechos pero diferentes naturalmente, es hoy imposible de defender”, ha aseverado, así como también se hace difícil declarar que “un matrimonio constituye una opción entre el hombre y la mujer, lo demás pueden ser uniones con sus derechos, pero no un matrimonio”.

Asimismo, Mayor Oreja ha manifestado que la “ideología de género va contra la biología”. “Quienes nos encontramos pensando en contra de esto, somos tachados de retrógrados y homófobos. Somos David contra Goliat, pero al final David venció”, ha dicho, y se ha mostrado “convencido de que la ciencia nos acabará por dar la razón”. Por todo ello, la educación valores, la que trata de formar de manera integral a la persona “tiene como principal enemigo este ambiente”, ha subrayado.

Noticias relacionadas
Compartir