.


González Montes: “En Francisco, la contención del proselitismo es inseparable de su propuesta de evangelización”

“El magisterio de Francisco se inspira y prolonga el magisterio de los grandes papas que le han precedido, como no puede ser de otro modo. Hay una verdadera continuidad en el ejercicio del magisterio pontificio del Papa”, ha señalado Adolfo González Montes en la conferencia impartida esta tarde en Barcelona, en el marco del congreso internacional sobre las aportaciones del Papa a la teología y a la pastoral.

El obispo de Almería ha recordado que los estudiosos hablan “del ‘ecumenismo de la misericordia’ para definir el entendimiento y la práctica del ecumenismo que propone Francisco”, como es el caso de su amigo y pastor presbiteriano Marcelo Figueroa. Con esta premisa, para González Montes “parece razonable considerar esta nueva nomenclatura para calificar el ecumenismo de Francisco como asimilable al ecumenismo de la caridad”.

Atención al evangelismo

En su contrastada conferencia, el prelado ha incidido en que, “aun cuando Francisco ha prestado atención al diálogo entre las grandes comuniones, no dejan de observar los comentaristas del recorrido ecuménico del Papa su particular atención al evangelismo, el ala más alejada de un ecumenismo de diálogo teológico propiamente tal, salvo lo logrado en frutos como las conversaciones con la Alianza Evangélica Mundial, a la que prestó gran atención Benedicto XVI”.

“Esta preocupación de Francisco –ha añadido–, atenta a la sociología del nuevo protestantismo latinoamericano”, debe aún “cultivar las mejores relaciones posibles con el protestantismo evangelista”. Lo que “tendría su razón de ser por su misma procedencia hispanoamericana del Pontífice y por el crecimiento que el evangelismo pentecostal ha encontrado en los países de la América hispana con mayoría absoluta de católicos”.

Contención del proselitismo

De esta manera, “estaríamos ante la estrategia del Papa por lograr un entendimiento con las comunidades protestantes con miras a la nueva evangelización y a la contención del proselitismo”.

Finalmente, “esta última cuestión del proselitismo merece un mayor tratamiento, pero baste decir que en Francisco es inseparable de su propuesta de evangelización, como aparece desde el principio en la exhortación ‘Evangelii gaudium’, documento programático de su pontificado”.

Noticias relacionadas
Compartir