.


Carlos Schickendantz: “Las reformas constituyen una obediencia al Espíritu”

Carlos-Schickendantz-teologo-argentina

Desde hace algún tiempo, el teólogo e investigador argentino Carlos Schickendantz viene tomando el pulso a los procesos de reforma eclesial, y el Sínodo Amazónico recién concluido podría dar paso a nuevos escenarios para la Ecclesia semper reformanda, a tenor de los asuntos que fueron tratados y que recoge el Documento final.

PREGUNTA.- ¿Cómo valora las reformas o cambios que emergen de este Sínodo?

RESPUESTA.- Si uno presta atención a las propuestas más estructurales, hay una serie de recomendaciones relevantes, como la del organismo regional que llevará adelante la tarea post-sinodal, o las referidas a la ordenación presbiteral de varones casados, al ministerio de conducción de las comunidades pensado preferentemente para las mujeres o el diaconado femenino. Pero es importante destacar una perspectiva que fundamenta esas decisiones concretas.

P.- ¿A qué se refiere?

R.- Relaciono una preocupación del papa Francisco con una característica del proceso sinodal y también del Documento final. En su alocución final en el aula expresó: “Yo les pediría un favor: que en la difusión que hagan del Documento final, se detengan sobre todo en los diagnósticos… que es la parte realmente donde el Sínodo se expresó mejor: el diagnóstico cultural, el diagnóstico social, el diagnóstico pastoral y el diagnóstico ecológico. Porque la sociedad tiene que hacerse cargo de esto”. Aquí hay una clave de lectura.

Respuestas a las carencias

P.- A propósito de estos diagnósticos, el ‘Documento’ plantea ‘nuevos caminos de conversión’. ¿Esta perspectiva favorecerá la reforma de la Iglesia?

R.- Importante es que las reformas y los ‘nuevos caminos’ que se plantean sean pensados a partir de la escucha de las necesidades de las personas de la región. Ellos, reformas y caminos, no son el resultado de un trabajo meramente teórico, de escritorio, sino una respuesta a las carencias que se disciernen.

La referencia explícita a Gaudium et spes 1 es muy reveladora: “Reconocemos que la Iglesia que escucha el clamor del Espíritu en el grito de la Amazonía puede hacer suyos los gozos y las esperanzas, las tristezas y angustias de todos, pero especialmente de los más pobres”. En este sentido, la temática referida a la ordenación presbiteral de varones casados o la del diaconado femenino se comprenden en esta dinámica, que constituye una metodología teológico-pastoral característica de la historia de las Iglesias de América Latina y el Caribe de estas décadas. El famoso ‘ver’, del método Ver-Juzgar-Actuar, un instrumento clave ya desde Medellín, es también decisivo para todo este proceso sinodal.

Noticias relacionadas
Compartir