.


Los obispos alemanes revolucionan el sistema de indemnización de las víctimas de abusos sexuales

  • La crisis de la Iglesia católica está en el origen de la convocatoria de una asamblea sinodal entre laicos y prelados, vista con recelo desde el Vaticano
  • La Iglesia germánica ha destinado unos 9 millones de euros a indemnizaciones desde 2011

La asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Alemana ha aprobado en su reunión de otoño un aumento significativo de la compensación que recibirán las víctimas de abusos sexuales en instituciones eclesiales. El obispo de Trier, Stephan Ackermann, ha confirmado que desde 2001 el episcopado germano ha destinado unos 9 millones de euros a indemnizar a unas 2.100 víctimas que han acudido a denunciar dichos abusos a las diócesis.

Una comisión regulará ahora las compensaciones ya que en este momento se están debatiendo en torno a dos modalidades (una de 300.000 euros y otra de entre 40.000 y 400.000 euros según la gravedad del caso). Además, se suavizan las estigmatizaciones que pueden sufrir las víctimas simplificando el proceso con “un procedimiento general, en el que la persona en cuestión no tiene que presentar y probar todas las consecuencias dañinas para la vida del abuso sexual”, explicó.

Preparando el sínodo alemán

Estas decisiones surgen tras el profundo informe que las diócesis alemanas hicieron hace un año. En él se calculaban que entre 1946 y 2014 podrían haberse dado 3.677 casos de abusos por parte de 1.670 presbíteros. Este estudio está, entre otros motivos, en el origen del planteamiento del llamado “camino sinodal”.

Los datos y las nuevas medidas son una confirmación de la asamblea entre laicos y obispos que, si bien tiene algunos recelos por parte de la Curia romana, sigue adelante para la próxima primavera. En este sentido se ha pronunciado el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Reinhard Marx, en la sesión inaugural de la plenaria en Fulda el pasado lunes, 23 de septiembre, y el nuncio apostólico del Papa en Alemania, Nikola Eterovic, que ha hecho una llamada a la la unidad entre la Iglesia universal y las iglesias particulares. La sesión de la tarde del miércoles 25 de septiembre, de hecho, estuvo dedicada a las aportaciones de los obispos alemanes al sínodo de la Amazonía.

Noticias relacionadas
Compartir