.


La Iglesia de Madrid pide a la Fiscalía una “intervención” ante la falta de respuesta de las administraciones a los refugiados

Una familia de refugiados a las puertas de una Iglesia en España

La Mesa por la Hospitalidad de la Iglesia en Madrid ha pedido hoy a la Fiscalía General del Estado una “intervención legal” ante “la inexplicable falta de previsión” y “descoordinación” del Gobierno, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento “con motivo de la llegada de cifras muy asumibles y previsibles de personas forzosamente desplazadas que demandan protección internacional y/o ayuda humanitaria”.

En el texto, firmado por el vicario episcopal para el Desarrollo Humano Integral y la Innovación, José Luis Segovia, explica que ninguna de las tres instituciones “está dando respuesta suficiente a las necesidades básicas y urgentes de estas personas”. De hecho, en bastantes casos “las administraciones, con obvios deberes legales para con estas personas, se limitan a remitírnoslas sin más”, denuncia.

Del mismo modo, recalca que son “diferentes instancias ciudadanas y eclesiales” las subsidiarias de la falta de responsabilidad administrativa. “Tenemos que dar albergue y alimentación a personas que llegan a nuestro país y que, en no pocos casos, cuentan con hijos e hijas menores de edad, personas ancianas, enfermas o con discapacidad”, señala el texto remitido por el propio arzobispado.

Desprovistos de derechos

Entre los acogidos en parroquias, hay “mujeres embarazadas o con bebés de semanas, incluso alguna mamá con ocho hijos”, señalan. “Con las altas temperaturas, la desprotección de estas personas es aún más dramática”, continúan.

A la falta de atención primaria se añade “la acumulación de expedientes de asilo sin resolver o dando citas que mantienen a adultos y niños en un inasumible limbo jurídico y social, desprovistos de los derechos y garantías que les corresponden”.

La Mesa por la Hospitalidad propone a “los representantes del Ministerio Público” que se instruyan “de manera completa e inmediata personándose en las dependencias del Samur Social de Madrid” y recaben información “de cuanto estamos señalando”. Igualmente, se ponen a disposición “para acompañarlos a comprobar de primera mano la situación de las personas que hemos tenido que acoger”, subraya el texto.

Noticias relacionadas
Compartir