.


La Iglesia colombiana denuncia que “el asesinato a líderes sociales vulnera el ejercicio de la democracia”

carteles pidiendo paz manifestantes preparando una marcha en Colombia

En el contexto de la 108º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) que inició en Bogotá el 1º de julio –y se extenderá hasta el próximo 6– los obispos han expresado su preocupación por las realidades sociales que impactan la vida de los colombianos y, particularmente, la consolidación de una paz duradera.

La Iglesia le toma el pulso a la realidad nacional

“La pobreza, el asesinato de líderes sociales, los cultivos ilícitos, la migración venezolana, la trata de personas, el acompañamiento a las víctimas y la dificultad en la implementación de los acuerdos con las FARC”, son algunos de los hechos acuciantes que interpelan a los representantes de la Iglesia colombiana, según ha informado la CEC.

Así lo ha manifestado el director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), Héctor Fabio Henao, al destacar que el asesinato a líderes sociales y defensores de derechos humanos es, indudablemente, una de las preocupaciones grandes que hay hoy en el país, porque vulnera de una manera muy fuerte el ejercicio de la democracia local y de la participación ciudadana.

De acuerdo con el director del SNPS, la realidad de la población migrante “superan cualquier plan que hagamos”. Por eso, es preciso “recuperar todos los esfuerzos para ser mucho más claros en las soluciones a las necesidades de educación, salud, vivienda y, sobre todo, trabajo”.

Crisis ambiental

Henao también se refirió a la urgencia del “cuidado del medio ambiente” y, en particular, “a la deforestación que ha sufrido la Amazonía” que en 2018 alcanzó las 260.000 hectáreas.

De cara a estos hechos socio-ambientales que impactan la vida del país, director de Pastoral Social recordó la importancia de las elecciones regionales que se llevarán a cabo este año. Tanto los candidatos como los electores “tendrán que enfocarse en problemáticas más cercanas”, asumiendo “un gran compromiso con la vida humana, la superación de la pobreza y la erradicación de la violencia”.

El desafío de la reconciliación

Por otra parte, el secretario de la Comisión de Conciliación Nacional de la CEC, el padre Darío Echeverri, presentó un balance del proceso de implementación de los acuerdos de paz con las FARC, que actualmente solo llega al 23% de lo pactado.

En este sentido, según el padre Echeverri, “los desafíos de la Iglesia son múltiples” en la tarea de “animar y estimular escenarios de diálogo donde la gente misma pueda participar, ayudar”. “Todos los que nos sintamos miembros de la Iglesia tenemos que dar nuestro aporte a la reconciliación de Colombia”, concluyó el religioso claretiano.

Noticias relacionadas
Compartir