.


Las 8 claves del papa Francisco para vivir en octubre el mes misionero extraordinario: “Tú eres una misión”

Una mujer indígena bendice al Papa Francisco/CNS

El Papa ha dado a conocer el Mensaje para las Jornadas Mundial de las Misiones 2019, que este año tiene un cariz especial, en tanto que Francisco lo ha rebautizado como un “octubre misionero extraordinario”. Tomando como punto de partida el centenario de la  Carta apostólica ‘Maximum illud’ de Benedicto XV (30 noviembre 1919), el Papa argentino invita a toda la Iglesia a vivir en clave misionera bajo el lema ‘Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo’.

Así pues, Francisco ofrece unas orientaciones pastorales en el mensaje que Vida Nueva ha recogido a modo de 8 pistas preparatorias para esta convocatoria inédita:

1/ Misión no es proselitismo

Esta vida divina no es un producto para vender —nosotros no hacemos proselitismo— sino una riqueza para dar, para comunicar, para anunciar”. Es una de las primeras ideas que lanza en el mensaje, subrayando la gratuidad de un anuncio que se realiza “sin excluir a nadie” y en comunidad, no en solitario.

2/ Una actitud de conversión

El Papa continúa el documento recordando la necesidad de ser una Iglesia en salida que vive en “una conversión misionera constante y permanente”. “Cuántos santos, cuántas mujeres y hombres de fe nos dan testimonio, nos muestran que es posible y realizable esta apertura ilimitada, esta salida misericordiosa, como impulso urgente del amor y como fruto de su intrínseca lógica de don, de sacrificio y de gratuidad”, recomienda el Papa.

3/ Tú eres una misión

Francisco no habla de ser misioneros, sino que directamente concibe al hombre y a la mujer de hoy como una misión en sí misma: “Yo soy siempre una misión; tú eres siempre una misión; todo bautizado y bautizada es una misión”. De esta manera, para el Papa, “quien ama se pone en movimiento, sale de sí mismo, es atraído y atrae, se da al otro y teje relaciones que generan vida”.

4/ El bautismo como indispensable

El Santo Padre reivindica el sacramento del bautismo como “realmente necesario para la salvación porque nos garantiza que somos hijos e hijas en la casa del Padre, siempre y en todas partes, nunca huérfanos, extranjeros o esclavos”.

5/ La paternidad de Dios frente al secularismo

El Papa reivindica la paternidad de Dios, como aquello que nos hace hermanos. “El secularismo creciente, cuando se hace rechazo positivo y cultural de la activa paternidad de Dios en nuestra historia, impide toda auténtica fraternidad universal, que se expresa en el respeto recíproco de la vida de cada uno”, lamenta el Papa.

6/ Se necesitan misioneros ad gentes

Retomando la llamada de Benedicto XV a superar “toda clausura nacionalista”, el Papa recuerda que la Iglesia “sigue necesitando hombres y mujeres que, en virtud de su bautismo, respondan generosamente a la llamada a salir de su propia casa, su propia familia, su propia patria, su propia lengua, su propia Iglesia local”. ¿Con qué misión? “Llaman a la conversión, bautizan y ofrecen la salvación cristiana en el respeto de la libertad personal de cada uno, en diálogo con las culturas y las religiones de los pueblos donde son enviados”.

7/ Por una comunión universal

Haciendo referencia al inminente Sínodo Panamazónico, el Papa explicita la urgencia de vivir un “Pentecostés renovado”. Solo así es posible una Iglesia que abra las puertas para que “ninguna cultura permanezca cerrada en sí misma y ningún pueblo se quede aislado, sino que se abran a la comunión universal de la fe”. “Que nadie se quede encerrado en el propio yo, en la autorreferencialidad de la propia pertenencia étnica y religiosa”, reitera Francisco.

8/ Las OMP como referencia

En el Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones, Francisco reconoce el trabajo de Obras Misionales Pontificias como “una red global que apoya al Papa en su compromiso misionero mediante la oración, alma de la misión, y la caridad de los cristianos dispersos por el mundo entero”.

Noticias relacionadas
Compartir