.


Víctimas de abusos en Argentina piden “tolerancia cero” al embajador ante la Santa Sede

columpios niños menor

La organización Ending Clergy Abuse (ECA) ha entregado en el Vaticano una carta en la que reclaman “tolerancia cero” ante los casos de abusos sexuales perpetrados por sacerdotes argentinos. Según recoge el diario Clarín, la carta iba dirigida a Rogelio Francisco Emilio Pfirter, embajador argentino ante la Santa Sede.

Por otra parte, Julieta Anazco, fundadora de la asociación Iglesia sin Abuso, ha explicado que las protestas programadas para la próxima semana en Buenos Aires se llevarán a cabo para reclamar que se acabe “el secreto pontificio y el encubrimiento”, así como que se implante la “tolerancia cero que enuncia el Papa Francisco y una política clara para terminar con los abusos”.

Y es que desde que salió a la luz el caso del sacerdote Julio César Grassi, condenado por la Justicia del país a 15 años de cárcel, y hasta hace dos años, había 62 denuncias registradas. “En estos dos años sabemos que hubo muchísimas más”, apunta Anazco.

Se suspende la emisión del documental sobre violaciones a religiosas por la denuncia de un cura

El canal franco-alemán Arte se ha visto obligado, por orden judicial, a retirar de su plataforma el documental ‘Abusos a religiosas, el otro escándalo de la Iglesia’ tras la denuncia de un sacerdote. Tal como recoge Le Monde, Fabrice Puchault, directora de la Unidad de Sociedad y Cultura de Arte France, habría apuntado que “la persona que ha presentado una queja es un sacerdote alemán” que se reconoció en el documental, si bien no se menciona su nombre en el mismo.

“El tribunal falló a su favor después de una audiencia en la que, por motivos relacionados con los procedimientos judiciales alemanes, el canal no estaba presente”, añadió. En esta situación, la cadena corre el riesgo de una multa de hasta 250.000 euros y dos años de prisión para los responsables si se sigue emitiendo el documental.

La cinta es resultado de una investigación llevada a cabo durante dos años en varios países y por varios periodistas, y va más allá de la denuncia de los abusos sufridos por los miembros de las comunidades religiosas, denunciando la responsabilidad del Vaticano en la protección de los sacerdotes violadores.

El Vaticano reclama ante la ONU que el desarrollo humano “no es solo un problema económico”

El obispo Iván Jurkovič, representante permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas en Ginebra, ha señalado que “el desarrollo humano no es solo un problema económico, sino que el Vaticano lo reconoce como un derecho humano, y a la persona humana como sujeto central del desarrollo”. Por este motivo, el desarrollo integral debe dirigirse “a todas las personas, no a unas pocas”, recoge Vatican News.

Por otra parte, el prelado ha subrayado la responsabilidad social e individual en este desarrollo común: “La satisfacción de las necesidades básicas tanto materiales como no materiales precisa que todas las personas desempeñen un papel activo y participen en la construcción de su propia realidad”.

Así, el representante de la Santa Sede ha planteado que cualquier discusión sobre el desarrollo, debe proponer formas de abordar las desigualdades existentes y la degradación del medio ambiente.

Noticias relacionadas
Compartir