La monja que ha alentado las protestas contra el obispo indio acusado de violación, apercibida por su congregación

hermana lucy kalapur en una protesta por la violacion de una religiosa en la india

La Iglesia católica en Kerala ha enviado una advertencia a la hermana Lucy Kalapura, la religiosa al frente de las protestas contra el obispo Franco Mulakkal, acusado de violación.

La carta, firmada por la hermana Ann Joseph, superiora general de la congregación de las franciscanas clarisas, amenaza a Kalapura con “ser expulsada de la congregación” a la que pertenece por “asistir a las discusiones” televisivas, escribir artículos en “periódicos no cristianos” y “hacer falsas acusaciones” contra el lider católico.

Mulakkal fue acusado de violar a una monja perteneciente a la orden de los Misioneros de Jesús varias veces entre 2014 y 2016, motivo por el cual pasó tres semanas en la cárcel secundaria de Pala antes de que obtuviera la libertad bajo fianza.

Kalapura y algunas otras monjas de la orden realizaron una huelga de hambre cerca de las instalaciones del Tribunal Superior en Kochi durante varias semanas el año pasado para exigir el arresto de Mulakkal.

Turquía anuncia la construcción de la primera iglesia en casi 100 años

Bulent Kerimoglu, alcalde de Bakirkoy, que su distrito de Estambul acogerá la construcción de la primera iglesia alzada en territorio turco desde 1923. Las obras comenzarán el próximo mes de febrero, y se prevé que durarán un máximo de dos años. La nueva iglesia se construirá en el distrito Yesilkoy de Bakirkoy, un área cercana al Aeropuerto Internacional de Ataturk, y tendrá capacidad para más de 700 fieles.

Estas declaraciones han sido dadas a los medios del país después de una reunión entre Kerimoglu y Yusuf Cetin, metropolitano de la Iglesia siro-ortodoxa de Turquía, la confesión a la que pertenecerá el nuevo lugar de culto. Y es que, en los últimos años la comunidad cristiana ortodoxa siria presente en Turquía ha visto un aumento notable en el número de fieles con la llegada de refugiados procedentes de Siria.

Astorga se niega a restituir al cura acusado de abusos al que sus feligreses defienden

El obispado de Astorga ha rechazado abandonar las medidas cautelares hacia Ángel Sánchez Cao, el sacerdote de Veigamuíños acusado de abusos y por las que se encuentra apartado del ejercicio del sacerdocio y de sus parroquias desde el 1 de enero.

No hay fecha límite para que el obispado levante estas medidas. Al menos, no hasta que reciban la respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el expediente abierto contra el párroco, abierto por una denuncia por abusos sexuales a un menor interpuesta contra Sánchez. Los supuestos hechos ocurrieron cuando el menor estudiaba en el seminario de La Bañeza en 1980.

A este caso se le suma una nueva denuncia, también por abusos a menores, y que está siendo investigada desde el obispado. Una vez se haya concluido la investigación, las conclusiones de la misma serán enviadas al Vaticano y, desde ahí, se determinará si los hechos quedan probados o no y, en caso afirmativo, la sanción del párroco.

Mientras, los vecinos de la localidad han manifestado por distintos medios su apoyo al sacerdote. Ejemplo de ello es un escrito en el que indican que “el sentir general” de las personas que pertenecen a las parroquias asignadas a Sánchez “reflejan sorpresa y enfado por la situación de total indefensión creada por unas medidas que muchos consideran excesivas” al no existir una “denuncia en firme”.

Noticias relacionadas
Actualizado
09/01/2019
Compartir