José Manuel Rodríguez Uribes: “La Iglesia no tiene que temer al Gobierno de Sánchez”

José Manuel Rodríguez Uribes, secretario de Laicidad del PSOE

Laicidad, no laicismo. No es lo mismo y el secretario de Laicidad del PSOE, José Manuel Rodríguez Uribes, lo deja claro en cada una de sus intervenciones. Desde el “respeto”, la “comunicación” y el “diálogo” considera que hay puentes que construir entre el Gobierno y la Iglesia. Por otro lado, el también delegado del Gobierno en Madrid ve la posible inhumación de Franco en La Almudena como “un problema que el Ejecutivo va a valorar muy en serio”.

PREGUNTA.- ¿Cómo son las relaciones que el Gobierno quiere mantener con la Iglesia?

RESPUESTA.- De respeto siempre. Uno de los significados de laicidad es el de respeto. Además, la laicidad es compatible con la religiosidad. Al tiempo, laicidad también significa neutralidad. Hay que tratar, de la forma más progresiva, razonable y dialogada posible, que los espacios institucionales o la escuela pública tengan una dimensión fundamentalmente laica. En esta separación es en la que hay que trabajar. Pero teniendo claro que separación no significa incomunicación, sino respeto, un respeto mutuo entre el Estado y la Iglesia católica.

P.- El papa Francisco habla de tender puentes. ¿Está el ejecutivo dispuesto?

R.- Por supuesto, la laicidad no significa enfrentamiento, solo reivindicar aquellas cuestiones que son propias del Estado. Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Nosotros queremos preservar y garantizar que los ciudadanos puedan desarrollar con libertad sus creencias religiosas. En el espacio social, cultural y privado, la religiosidad tiene presencia y debe tenerla.

P.- Escuelas Católicas se ha reunido con la ministra de Educación, a la que ha pedido nuevamente consenso y estabilidad. ¿Hay que temer recortes en los conciertos?

R.- Con este Gobierno no tiene que tener miedo nadie, tampoco la Iglesia. Somos un Gobierno muy respetuoso, pero exigimos que lo publico se respete. El diálogo con la escuela concertada puede ser muy constructivo. La enseñanza religiosa existe en este país desde hace décadas y con éxito. Estoy seguro de que llegaremos a acuerdos muy positivos.

P.- Los restos de Franco pueden acabar en La Almudena… Como delegado del Gobierno en Madrid, ¿le parece una opción?

R.- Tengo una responsabilidad añadida en este asunto. A mí me preocupa. Lo he pensado estos días y me preocupa la seguridad, además de otras implicaciones que podrían ser objeto de reflexión y que nacen de no ver con excesivos buenos ojos, por decirlo suavemente, que los restos del dictador acaben en la catedral, aunque sea en una cripta privada. En cuanto a la seguridad, se trata del centro de Madrid, con la posibilidad de que se convierta en un lugar de peregrinación de nostálgicos del franquismo. Esto podría generar desencuentros, con demócratas que rechazan el franquismo. Estamos ante un problema y el Gobierno lo va a valorar muy en serio.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
05/11/2018
Compartir