Cáritas Latinoamericana se prepara para la Semana de Acción Global a favor de los migrantes y refugiados

  • La organización eclesial invita a celebrar una “comida compartida”, sentase a la mesa, e intercambiar testimonios e historias de vida
  • La iniciativa se sitúa en el marco de la campaña “Compartiendo el viaje” y en torno a los cuatro verbos propuestos por Francisco: acoger, proteger, promover e integrar

En el marco de la campaña “Compartiendo el viaje”, sobre migración y refugio, Cáritas América Latina y el Caribe, ha acogido la convocatoria de Cáritas Internacional a vivir la Semana de Acción Global, entre el 17 y el 24 de junio, que busca “promover una serie de actividades para fomentar el aprendizaje sobre la temática de la migración y entender cómo todos somos parte del viaje del otro”.

Comida compartida

La iniciativa, en concordancia con el día mundial del refugiado que se celebra el 20 de junio, se inspira en los cuatro verbos propuestos por el papa Francisco: acoger, proteger, promover e integrar, y propone, concretamente, “efectuar una comida compartida con migrantes y refugiados, sentase a la mesa, compartir testimonios e historias de vida, en torno a la riqueza gastronómica que vamos encontrando con nuestros hermanos que llegan de otros países”, como se detalla en la web de Cáritas Latinoamericana.

“El acto de compartir una comida es mucho más que simplemente pasar tiempo con otros para comer juntos. La alimentación es una de las necesidades humanas básicas y es de vital importancia para los migrantes, para muchos es la diferencia entre la vida o la muerte”, señalan los organizadores.

Se trata de una actividad abierta. Todo aquel que quiera sumarse en calidad de voluntario lo puede hacer. En este sentido, Cáritas recomienda que “un primer paso es contactar migrantes y refugiados a través de organizaciones de acogida en la localidad. Cuando llegan nuevos migrantes, hay organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que los ayudan con la transición”.

La comunidad como lugar de acogida

“Lo importante es hacerlos sentir bienvenidos y darles la oportunidad de conocer a otras personas”, agrega la organización eclesial, señalando que esta actividad permitirá generar nuevas relaciones de fraternidad, además de fomentar nuevos aprendizajes haciendo de la comunidad un lugar de acogida. 

El equipo organizador de la campaña sugiere tres formas de hacer realidad la propuesta de “comida compartida”: a través de puestos de mercado para probar nuevos platos y saborear la comida de los países de los migrantes; en ferias, escuelas u otros espacios locales para tener un área dedicada a recoger y ofrecer comida para ellos; y, finalmente, con un partido de fútbol o un evento deportivo, al final del cual se comparta la comida.

Adicionalmente, el día de la actividad se invita a compartir fotos y videos, a través de las redes sociales, utilizando el hashtag oficial de la campaña: #sharejourney.

Noticias relacionadas
Actualizado
01/06/2018
Compartir