El Papa a la ‘nueva’ Orden de Malta: “Seguid así”

Fra' Giacomo Dalla Torre, de la Orden de Malta, con el Papa Francisco/CNS

Después de la tormenta en la Orden de Malta, con el cardenal Burke de por medio, parece que sale el sol. Al menos eso se desprende de la audiencia de esta mañana, en la que Francisco ha recibido al nuevo Lugarteniente del Gran Maestre de la Soberana Orden de Malta,Frey Giacomo Dalla Torre, acompañado del Soberano Consejo. “Te sigo, rezo por ti, seguid adelante en este camino”, le refrendó el Papa, según un comunicado facilitado por la entidad.

Lo cierto es que algo parece haber cambiado en el fondo y en la forma en la Orden. Y es que sus representantes fueron recibidos en audiencia sin sus tradicionales uniformes.  De hecho también mostraron al Papa el punto en el que se encuentra la reforma constitucional de esta orden que cuenta con 900 años de historia, una renovación “más acorde con las necesidades de una institución que ha crecido en los últimos años y ampliado su presencia”, explicaron fuentes de la entidad tras el encuentro con el Papa. De hecho, la semana que viene promoverán el Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo en Berlín.

“El Santo Padre ha sido muy cariñoso y paternal. Ha estado muy atento a los aspectos humanos y espirituales de nuestra misión”, defendió  Dalla Torre.

Nombrado el pasado mes de abril, Frey Giacomo Dalla Torre ha sido elegido por un año y en sus manos está apaciguar los ánimos en esta entidad que cuenta con más de 13.500 miembros y 120.000 voluntarios entregados a actividades diplomáticas, sociales y humanitarias.

“Nos casamos, pero no por la Iglesia”

El Instituto Nacional de Estadística ha dado a conocer la radiografía anual sobre la población en nuestro país que deja más de una cifra para preguntarse qué tipo de sociedad estamos construyendo y, sobre todo, cuáles son los valores que la sustentan.

La natalidad desciende a mínimos históricos. Así en 2016 nacieron 408.384 niños, un 2,8% menos que en 2015. Esto hace que, por segundo año consecutivo, mueran más personas en España de las que nacen. Para hacerse una idea del vuelco en la pirámide poblacional. Si hace 40 años, la tasa bruta de natalidad alcanzaba los 18,7 niños por cada 1.000 habitantes, ahora apenas se superan los 8,8 nacidos.

Otro dato para hacer reflexionar sobre las políticas de ayuda a la familia, la realidad de un mercado laboral que no favorece la independencia y la falta de compromiso vital es el hecho de que la edad media de maternidad alcance su máximo histórico hasta los 32 años.

A pesar de la crisis de natalidad, los españoles se casan más. De hecho, el número de bodas lleva tres años consecutivos creciendo. Ellos se casan a los 37,5 años, mientras ellas se casan a los 34,7. Donde sí parece no haber freno es en el descenso de los matrimonios católicos que representan un 27% del total, frente a los 71,2% enlaces civiles. El vuelco en este sentido ha sido más que significativo pues hace 15 años, se casaban por la Iglesia el 73,1% de las parejas. Avanza la secularización… Y no parece haber freno.

Una Permanente poco veraniega

El lunes que viene arranca con la reunión de la Comisión Permanente previa al verano. Y lo hace con tres asuntos nada menores. Nada veraniegos. Nada ligeros Por un lado, se analizarán los retos de la educación hoy, de la mano de César Franco. Con un Pacto Educativo en ciernes que puede dejar fuera a la asignatura de Religión y la retirada alarmante de los conciertos a la escuela católica, el escenario que han de analizar los obispos, exige una estrategia que permita garantizar el derecho a la educación que los padres exijan. Tarea nada sencilla.

Tampoco lo es cómo dibujan los obispo el futuro de los laicos en nuestro país, no solo ante las necesidades propias de una Iglesia envejecida y en carestía vocacional, sino en redescubrir el ser y hacer del laico a la luz del Vaticano II con esa “madurez” que exige el Papa Francisco.

Por último, en estas dos intensas jornadas, Joan Enric Vives presentará en la Permanente los instrumentos para aplicar en los seminarios españoles la Ratio Fundamentalis aprobada desde Roma y que exige, en algunos asuntos, una reconversión profunda del proceso de formación de los futuros sacerdotes.

 

Actualizado
23/06/2017
Compartir